Fobias: ¿Cuál es el mejor tratamiento para vos?

tratamiento psicologico para la fobia

Lic. Pablo Canosa

julio 31, 2017

Objetivos de los tratamientos para fobias

Los tratamientos tienen por objetivo, desbloquear las inhibiciones que atentan con el adecuado desempeño cotidiano, abordar conflictos latentes, promover los sentimientos de pertenencia, favorecer el desarrollo de relaciones sociales y brindar estrategias para controlar las crisis fóbicas.

¿Puedo solucionarlo por mí mismo/a?

El origen de la mayor parte de las fobias tiene que ver con conflictos vinculares antiguos. Esta característica tiene por consecuencia que un tratamiento adecuado necesita de “ponerse en vinculación” con alguien para observar y estudiar la manera de ser de la persona en cuestión.

Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes.

Se ofrecen básicamente 3 tipos de terapia: farmacológica, terapia cognitivo conductual y psicoanálisis.

Tratamientos farmacológicos

Betabloqueantes: En dosis bajas controlan las repercusiones físicas de la ansiedad y pueden ser ingeridos antes de surgir la fobia.
Antidepresivos: Los llamados “Inhibidores de la Mono Amino Oxidasa” (IMAO) son muy efectivos, aunque es necesario que transcurran semanas antes de observarse los efectos medicamentosos. Sin embargo, este tipo de fármacos presenta algunos riesgos, por lo cual es recomendable ingerirlos bajo la supervisión de un médico.   (por ejemplo, tienden a bajar la presión arterial o debe evitarse la ingesta de determinados alimentos para evitar reacciones hipertensivas: quesos, cerveza, vinos, etc.
Tranquilizantes: Son efectivos, sin embargo esta medicación junto con este tipo de cuadros, facilita la aparición de conductas adictivas.

Terapia cognitivo conductual: 

Se utilizan técnicas de relajación y otras para que la persona pueda relajarse aun siendo sometida, “expuesta” a la situación u objeto temido.

Tratamiento psicoanalítico

Promueve un cambio profundo en la personalidad a través de la observación de sus conflictos puestos en juego en la relación con el terapeuta. Se apunta a comprender la problemática del paciente para luego poder desmitificarla, cuestionarla, descomprenderla en el sentido de romper con esos argumentos o sentidos que provocan el sufrir de la persona.

———————————————————————

El mejor tratamiento para las fobias

El mejor tratamiento para vos depende de que quieras lograr… Una reducción de los síntomas o un cambio interno más radical y por ende, más duradero que te contactará con maneras de pensar y sentir distintas que surgirán espontáneamente de vos. Reconociendo la multidimensionalidad del malestar, es aconsejable en la mayoría de las ocasiones optar por un enfoque ecléctico, es decir, integrador, adaptado a las características particulares de la persona que consulta y sus circunstancias.

De esta manera, los procesos terapéuticos se pueden dividir entre aquellos que permiten reducir la sintomatología, de aquellos que generan un cambio interior. Por otro lado, se cuentan aquellas prácticas que son herramientas (terapias alternativas u holísticas), que pueden ser usadas de cualquiera de las dos maneras antedichas.

Ubicar las causas de las fobias.

Ubicar las causas de la angustia, por un lado,  y la  reacción interna ante la angustia, son dos direcciones del trabajo terapéutico en los trastornos de pánico… Se trata de elaborar los conflictos intrapsíquicos e interpersonales, los eventos traumáticos, los fenómenos de déficit, los rasgos caracterológicos.

Otro de los propósitos del proceso terapéutico, es el desarrollo de recursos para enfrentar la angustia: por ejemplo, la potenciación del sentimiento de previsibilidad, la elaboración de la angustia favoreciendo su reducción gradual.

Apuntar a descubrir  su lugar familiar y las funciones realizadas en su sistema familiar que probablemente ya no se correspondan con sus necesidades o crecimiento. Junto a este descubrimiento, se estimula el fortalecimiento de los lazos familiares y se estimula en determinados casos “el estar acompañado”.

Es de vital importancia alimentarse adecuadamente cuando se presentan alguno de estos cuadros:
Tomar calcio, proteínas (quelata), malato de citrulina(2 gr dos veces por día), magnesio, vitamina B1 (tiamina, 100 mg/día), vitamina B3, vitamina B6 (piridoxina, 20 a 30 mg dos veces por día), L-tirosina (si no se padece  hipertensión).

Vitamina C: 

Su falta conduce a una sensación de fatiga, cansancio y hasta cierto sentimiento de tristeza.

Tipos de procesos terapéuticos:

1) Aquellas que reducen la sintomatología:

las técnicas de respiración y relajación; las técnicas cognitivo-conductuales, como ser la aserción encubierta ( aprender a detener el pensamiento y sustituirlo por otro más constructivo); la desensibilización encubierta ( aprender a relajarse mientras se imagina escenas que van provocando mayor ansiedad), la inoculación al estrés (desarrollar nuevas formas de reacción más allá del miedo y la ira); las técnicas de autocontrol (que suponen el entrenamiento para regular sus conductas, dirigiendo sus esfuerzos a regular y/o modificar su propio entorno. Aparte, la estimulación eléctrica, la acupuntura o la audioanalgesia son técnicas alternativas para hacer frente al estrés.

Desde una perspectiva médica, el tratamiento del estrés consiste en la prescripción de tranquilizantes o ansiolíticos (benzodiacepinas), que incide directamente en las respuestas fisiológicas de este cuadro.

Terapia Cognitivo-Conductual

Se centra en la modificación de patrones de pensamiento y de conducta junto con el desarrollo junto con el profesional de diversas estrategias de afrontamiento, manejo de la ansiedad o inoculación de estrés.
A continuación se presentan las técnicas de intervención potencialmente útiles:
-Técnicas de relajación / control activación emocional
-La relajación progresiva
– entrenamiento autógeno
-meditación
-Técnicas de respiración, de biofeedback, de imaginación (visualizaciones), de auto hipnosis

-Desensibilización sistematizada
-Técnicas de exposición e inundación
-Técnicas operantes
– Técnicas operantes para desarrollar y mantener conductas
-Técnicas para reducir y eliminar conductas
-Sistemas de Organización de Contingencias
-Técnicas de condicionamiento encubierto
-Técnicas de autocontrol
-Técnicas de programación conductual
-Técnicas facilitar cambio de conducta
-Autoobservación
-Autorregistro
-Tareas terapéuticas entre sesiones

-Técnicas de reestructuración cognitiva
-Técnicas de habilidades de enfrentamiento
-inoculación de estrés
-entrenamiento manejo de ansiedad
-Técnicas de resolución de problemas

Hipnosis Clínica

La hipnosis puede ser eficaz para estabilizar al paciente, brindándole estrategias de autocontrol y manejo del estrés .En una segunda fase, técnicas imaginativas, proyectivas, de afrontamiento y de reestructuración cognitiva pueden ser útiles en este proceso…en fin, en esta segunda fase son aplicables las demás técnicas o enfoques.

Terapias de grupos / Grupos de autoayuda-Apoyo social

Tratamiento farmacológico

La farmacoterapia como única estrategia de intervención no es suficiente para provocar la desaparición del malestar.  Su función es que facilite el proceso terapéutico y genere las condiciones para optimizar su efectividad.

 

2) Aquellas que provocan un cambio profundo y radical:

Terapias Psicodinámicas

El terapeuta psicodinámico pretende un cambio de largo alcance, generado a través de la relación terapéutica observada y analizada en el proceso de cura. (Ir a escuelas psicológicas). El estrés producido por factores internos o externos (ej.: un accidente), está íntimamente relacionado  con conflictos internos que llevan a la persona a vivir de modos “estresantes”. Entre estas terapias cabe destacar el Psicoanálisis y las Constelaciones familiares. El fundamento de estos procesos es que vivimos en una realidad psíquica que está determinada por una serie de vivencias, experiencias que nos suele impedir contactarnos con la realidad en sí misma, dejándonos fijados, detenidos en el pasado, en un tiempo-atemporal interno.

Trabajar sobre la representación de sí mismo que tiene la persona, que suele haberse  detenido en un momento evolutivo anterior o haberse cristalizado luego de una experiencia traumática previa (por ejemplo: una situación en la que se sintió plenamente impotente). Esta representación de sí mismo “desactualizada” suele provocar la emergencia de conflictos vinculares que parecen insolubles. El discurso de los padres habitualmente tiene fuerte influencia en este tipo de cuadros.

Se apunta a descubrir  el lugar familiar y las funciones realizadas en su sistema familiar que probablemente ya no se correspondan con sus necesidades o crecimiento actuales. Junto a este descubrimiento, se estimula el fortalecimiento de los lazos familiares y se estimula en determinados casos “el estar acompañado”.

 

Dentro de este marco teórico, es efectivo trabajar con técnicas psicodramáticas (técnicas expresivas representacionales con base psicoanalítica).

Terapias de grupo / Grupos de autoayuda-Apoyo social

Compartir las experiencias y afrontar la ira, ansiedad y la culpa, permite afrontar de forma eficaz el cuadro de estrés, sus recuerdos, sus emociones.
La terapia grupal pretende alcanzar determinados objetivos  terapéuticos:
-Estabilizar las reacciones
-Aprender estrategias de afrontamiento y manejo del estrés.

Constelaciones familiares, abordajes sistémicos:

Abordaje familiar (terapias sistémicas): es importante ubicar la forma en que se desarrolló en el seno familiar, y la función que cumple en este sistema.

Apuntar a descubrir  su lugar familiar y las funciones realizadas en su sistema familiar que probablemente ya no se correspondan con sus necesidades o crecimiento. Junto a este descubrimiento, se estimula el fortalecimiento de los lazos familiares y se estimula en determinados casos “el estar acompañado”.

Técnicas de respiración y relajación, acupuntura.

 

3) Terapias Alternativas, Holísticas y Naturales.



-Acupuntura. Excelente técnica milenaria, basada en el uso de agujas para prevenir y tratar las enfermedades.
-Aromaterapia. Sistema de masajes a través de aceites naturales.
-Ejercicio físico.
EMDR (Eye Movement Desensitization and Reprocessing): combina técnicas de la terapia de exposición, cognitivo-conductual y determinados patrones de movimiento ocular y sonidos que alteran el foco de atención, lo cual facilita, el acceso y elaboración de los recuerdos traumáticos.
-Herboterapia.
-Homeopatía. Usa remedios preparados con sustancias presentes en la naturaleza, estimulando la natural tendencia del cuerpo a curarse por sí mismo. Utiliza dosis muy pequeñas de sustancias que en dosis masivas producen efectos similares a aquellos producidos por la enfermedad: el principio es similar al de una vacuna.
-Masaje.
-Medicina holística. El objetivo es tratar a la persona en su “globalidad”.
-Programación Neurolingüística
 técnicas de carácter imaginativo/encubierto.
-Reflexología. Tipo de masaje, focalizado en “desbloquear” las 7.500 terminaciones nerviosas concentradas en los pies, con el objetivo de estimular el potencial curativo propio del cuerpo.
-Remedios florales de Bach. Se preparan con flores, hierbas, arbustos y árboles. Suelen utilizarse para “modificar” el humor del individuo.
-Shiatsu: basado en el masaje, pretende corregir el “flujo de la energía”. En japonés, “shiatsu” significa «presión con los dedos». Es una presión que sustituye a las agujas de acupuntura.
-Tai chi. Basado en un movimiento físico suave, que permite al individuo canalizar su energía, su fuerza, atención y desarrollar su capacidad de concentración.
-Yoga. Antiguo sistema de posturas corporales, técnicas de respiración y  meditación.

-Técnicas Bioenergéticas (ejercicios de respiración y otros).

Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario