¿Cómo hacer para superar una fobia? Definición. Tratamiento Fobia.

terapia psicologica para la fobia

Lic. Pablo Canosa

julio 31, 2017

Causa central de una fobia.

El miedo se produce por ausencia de amor… solo falta una letra: en vez de “te amo”, en donde se despliega en la frase la relación con alguien, queda en el “temo”: no llegamos a salir y ponernos en relación con nuestro exterior. La mayor parte de las veces, esto ocurre porque en la trama vincular de nuestra niñez quedamos demasiado protegidos por uno de nuestros padres y desamparados, por ende, en relación al otro progenitor. Esto nos lleva a la dificultad de “ir”, “salir”, del mundo familiar y asumir los riesgos de la vida.

Superar una fobia

¿Cómo hacer para superarla? Es importante, cuando la fobia se vuelve “indomable e irracional”, consultar con un profesional, además de hablar con quién queramos de nuestro entorno. Por otro lado, es muy útil para conocernos, el “acercarnos a nuestro temor” y sostener esa distancia lo que más podamos: de esta manera nos conectamos gradualmente con las emociones, pensamientos y sentimientos que están alimentando la fobia.

Si no vas en la dirección de tu deseo, vivirás cobardemente

La fobia es un temor intenso, que persiste y no es justificable,  porque no hay un peligro real en juego, en relación a un objeto o situación específica.

Diferencias entre fobia y miedo.

Un miedo y una fobia difieren en que las fobias son irracionales. En la fobia se observa que el miedo “…es desproporcionado con respecto al peligro al que la persona se expone y lleva a evitar la situación temida”, provocando un fortalecimiento aun mayor del temor. En el miedo la persona asume una actitud atenta y de cautela frente a los peligros; el miedo ayuda a estar atentos y alertas en vez de interferir en ella de manera negativa.

Se habla de  fobias cuando la intensidad del temor es: injustificado en relación al peligro real, inoportuno dado que no es sentido en el momento apropiado, y por último, cuando interfiere nuestra vida normal reduciendo  nuestra capacidad de acción y goce.

Algunos de los síntomas son: ansiedad o crisis encubiertas de ansiedad, fatiga, ataques de pánico, insomnio, palidez, sudoración, taquicardia, ganas de ir al baño, tartamudeo, etc.

Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario