Escuelas Psicologicas.

Escuelas Psicologicas.

Lic. Pablo Canosa

julio 31, 2017

Terapia Conductista

Los psicólogos y psicólogas de este enfoque enfatiza el hecho de que ciertas conductas aprendidas se transforman en hábitos perjudiciales para la persona. La eliminación de los síntomas significa la desaparición de la enfermedad.

El tratamiento implica la sustitución de las conductas desajustadas, desadaptativas  por nuevos patrones de conducta que no produzcan malestar. El terapeuta asigna tareas, entrena al paciente en ciertas habilidades.

Algunas aplicaciones clínicas frecuentes son:

Fobias.

Dependencia de Alcohol.

Anorexia Nerviosa.

Bulimia Nerviosa.

Esquizofrenia.

Disfunciones Sexuales.

Enuresis.

Dificultad para orinar en lugares públicos.

Obsesiones.

Compulsiones.

Terapia Psicoanalítica

La cura pasa por el descubrimiento de los modos vinculares problemáticos del paciente, actualizados y puestos en acto en la misma relación con el terapeuta. Por lo tanto, se va generando un espacio de elaboración de estos tipos vinculares. Por ultimo, esto permite que el paciente pueda generar un nuevo modo vincular por y para sí mismo.

Los Psicólogos que trabajan con la terapia psicoanalítica actúa en dos niveles. Por un lado, modifica la conciencia y, por el otro, actúa directamente sobre el inconsciente a través de transformación de las relaciones internas de objeto mediante  el vínculo terapéutico.

Promueve un cambio profundo en la personalidad a través de la observación de sus conflictos puestos en juego en la relación con el terapeuta. Se apunta a comprender la problemática del paciente para luego poder desmitificarla, cuestionarla. Es decir, descomprenderla en el sentido de romper con esos argumentos o sentidos que provocan el sufrir de la persona.

Se le brinda al paciente un alto protagonismo en el proceso, dado que es el mismo quien descubrirá sus modos vinculares y las motivaciones reales de sus conflictos. De esta manera se permite ir descubriendo gradualmente la responsabilidad personal o subjetiva en relación a los estados internos o acontecimientos vividos.

Este proceso es acompañado por un trabajo sobre las tendencias que se encuentran en todos los seres humanos a ser resistentes al cambio.

Aplicable a todos los cuadros clínicos, debiéndose adaptar a las características particulares de cada problemática.

Terapia Cognitiva

Las psicólogas y psicólogos que utilizan este marco teorico, incentivan la colaboración activa del paciente. Los pensamientos y actitudes del paciente son tomados como hipótesis a verificarse. En conjunto con el terapeuta se elaboran hipótesis alternativas y se las comprueba en situaciones reales.

Aplicaciones clínicas en las que demuestra tener éxito:

Depresión.

Distimia.

Trastornos de Ansiedad.

Fobias.

Anorexia Nerviosa.

Bulimia Nerviosa.

Trastorno Obsesivo-Compulsivo.

Hipocondría.

Terapia Sistémica

Un sistema es un conjunto de elementos dinámicamente y orgánicamente estructurados de manera funcional. De esta manera, la  totalidad genera propiedades que exceden a las propiedades separadas de sus partes… Por lo tanto, toma preponderancia la interacción entre estos elementos. A su vez, estos sistemas tienen la propiedad de autorregularse y equilibrarse.

Los síntomas se consideran expresiones disfuncionales del sistema familiar. Es decir que el síntoma es abordado desde la interacción familiar que lo alimenta y permite subsistir. La modificación de la posición de una de sus partes, trae como efectos la modificación de la posición de los restantes elementos. La solución  esta íntimamente vinculada al cambio en los patrones disfuncionales de dicha interacción familiar.

Suele ser indicada para:

Conflictos familiares

Conflictos interpersonales

Adicciones

Divorcio

Conflictos de pareja

Violencia familiar

Problemas de comportamiento en niños y adolescentes

Terapia Gestáltica

Los psicólogos gestalticos, se centran en el “darse cuenta” de las emociones y sentimientos que impiden vivir en el presente. Presupone la existencia de asuntos inconclusos del pasado en el hoy por hoy, que requieren de elaboración. Los tres principios de este enfoque son:

  1. Valoración del presente: Se busca que el sujeto no quede atado a su pasado o se refugie en él.
  2. Valoración y priorización de la conciencia y la experiencia, en el sentido de “experimentar”, en contraposición al intelectualismo.
  3. Resalutación de la responsabilidad personal en relación a las situaciones y estados internos vividos. Es decir, cada cual es responsable de su conducta y los acontecimientos atraídos a su vida (por ejemplo: deprimirse, enloquecer o suicidarse).

Psicodrama

Basada en el concepto de “catarsis” (descarga), es decir,  se “actúan” las experiencias nocivas. A causa de este re – vivir  se tienen efectos sanadores. La técnica en si consiste en elegir un escenario para la representación, un director de escena, un protagonista quien pone en escena su problematica, co-actores y un público. El protagonista busca revivir su realidad, pero sobre todo, experimentar y poner a prueba posibilidades nuevas de esa misma experiencia.

Terapia Grupal

Tratamiento realizado con varios integrantes, seleccionados a partir de determinados criterios (problemática, edad, etc.). Se utilizan distintos enfoques, marcos teóricos en la terapia grupal (conductual, psicoanalítica, transaccional, cognitiva, etc.).

Esta modalidad de trabajo brinda algunas ventajas, como ser, la oportunidad de observar las respuestas psicológicas y conductuales del sujeto frente a ciertos temas o situaciones. Por otro lado, el grupo genera un compromiso especial para con uno mismo y los demás, que ayuda a la modificación de la conducta desadaptada y a reducir la resistencia a los cambios. Por último, no facilita la sobrevaloración personal, que suele impedir que el proceso terapéutico se realice.

Brinda un mayor enriquecimiento por la interacción con los compañeros.

Es por excelencia, la modalidad de trabajo psicoterapéutico de mayor auge de esta época.

Suele necesitarse un tiempo menor para ir experimentando modificaciones en uno mismo y en las personas que lo rodean. Por ultimo, permite que los cambios obtenidos sean auténticos y persistentes

Es frecuente su aplicación para:

Fobias

Problemas para enfrentar situaciones estresantes

Problemas para enfrentar situaciones de cambio

Conflictos con adolescentes

Problemas familiares

Conflictos de pareja

Celos

Timidez

Terapia Familiar

El objetivo de este marco teórico es el de reconocer e identificar el patrón de funcionamiento subyacente del sistema que mantiene el desequilibrio. De esta manera, ayudar a la familia a comprender y modificar el significado y propósito de dicho patrón problemático. También se trata que la familia pueda satisfacer las necesidades emocionales de cada miembro de la familia aceptando y, de esta manera, ir reconociendo el lugar  de cada cual. Porque de esta manera, se favorece la capacidad grupal para hacer frente a los inconvenientes. Por último, favorece la discriminación, diferenciación entre sus integrantes, permitiendo la conformación de la identidad de los mismos. Se trabaja sobre los valores de la familia que permiten la unificación del grupo y el fortalecimiento del sentimiento de pertenencia.

Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario