Tips para prevenir la ansiedad. Definición de ansiedad.

tratamiento psicologico para la ansiedad

Lic. Pablo Canosa

julio 31, 2017

Consejos para la ansiedad.

¿Por qué tengo ansiedad? Detrás de una ansiedad siempre vamos a encontrar un temor, un miedo que nos motoriza a estar apurados, ansiosos. ¿Cómo superarlo?

1.  Afrontar adecuadamente situaciones difíciles y estresantes pidiendo ayuda, si es necesario, etc.

2. Evitar estar siempre ocupados y no tener tiempo para nosotros mismos. Evitar anteponer las necesidades de otros, a las nuestras. Es importante encontrar un equilibrio entre sus actividades y sus necesidades de descanso.

3. Desmitificar, cuestionar el modo de significar la realidad que lleva a convivir con una especie de expectativa constante de que algo malo sucederá. Se vuelve muy importante para ello trabajar sobre el lugar  familiar ocupado, elaborar el modo de vincularse con la sexualidad y con los límites e incluso con la muerte.

4. Favorecer la formación de identificaciones que fortalezcan al yo, como medio de favorecer un auténtico desarrollo interior a la hora de dar respuesta a la tensión vivida.

Es de vital importancia alimentarse adecuadamente cuando se presentan alguno de estos cuadros:
Tomar calcio, proteínas (quelata), malato de cartulina (2 gr dos veces por día), magnesio, vitamina B1 (tialina, 100 mg/día), vitamina B3, vitamina B6 (piridoxina, 20 a 30 mg dos veces por día), L-tirosina (si no se padece  hipertensión).

La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime, más la buena palabra lo alegra.

 

Vitamina C:
Su falta conduce a una sensación de fatiga, cansancio y hasta cierto sentimiento de tristeza.

¿Qué hacer ante la ansiedad? 

Antes de sugerir una serie posibles acciones o actitudes que pueden facilitar, sobrellevar un momento de tensión o crisis, es importante mencionar que cualquiera de estas sugerencias solo puede ser llevada adecuadamente en el marco de un tratamiento terapéutico o la guía de una persona que conozca la aplicación correcta de estas técnicas. En la práctica usted puede realizarlas, pero probablemente, si las realiza “por su cuenta”, no obtendrá los resultados buscados.
Antes de que llegue una crisis o momento de tensión, usted puede realizar afirmaciones como:
Esto se llama tener pensamiento catastrófico; esto se llama tener ansiedad. Esto le permitirá controlar los pensamientos.
Controlar la respiración: La respiración debe ser profunda, la exhalación debe ser profunda tanto como la inhalación. El aire debe llenar  la parte baja de los pulmones, es decir, que lo que debe moverse es el estómago al  respirar, no el pecho.  Toma aire lentamente, llena los pulmones, lo retienes un momento así (3 a 4 ser; 8 a 10 ser si tienes la crisis o como más cómodo te sientas) y lo expulsas lentamente hasta vaciar los pulmones. Recuerda que es recomendable hacerlo en momentos fuera de la crisis para que en el momento de la crisis sea más fácil.
Relajación: Cada cual conoce aquello que lo relaja…Se trata de usar activamente esas maneras que espontáneamente uno ya conoce. Sino, puedes obtener mucha información en las páginas de internet.  Requiere un tiempo de práctica, pero es muy útil.
Otras opciones es hacer yoga o deportes.
Concentrarse: concentrarte en tu trabajo, hacer algo que te agrade, llamar a un amigo que hace tiempo que no le hablas, suele facilitar la desaparición de los síntomas…entonces no puede ser tan grave…una enfermedad grave no se aliviaría solo de esta manera.

Si ya ha empezado la crisis, solo déjala pasar sin alimentar los pensamientos que la traen.

Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario