Acaba con los problemas físicos que se vinculan con la ansiedad. Sobre la vitamina C.

tratamiento psicologico para la ansiedad

Lic. Pablo Canosa

julio 31, 2017

Problemas fisicos vinculados a la ansiedad

Cuando la ansiedad se hace crónica, se llega a estados de estrés, generándose sintomatología psicosomática  (ver Estrés).

El estrés es una respuesta psico-fisiologica producto de la prolongada exposición a distintos factores estresores internos o externos. Factores externos más comunes: desempleo, mudanzas, separaciones, pérdida de un familiar. Factores internos: sometimiento a grandes exigencias, crisis, fobias, sensación de estar en peligro constante.  Este último ejemplo permite comprender que la ansiedad y el estrés estén en relación. En líneas generales se puede afirmar que se trata de situaciones en las cuales los individuos no pueden responder adecuadamente; en cambio se encuentran “desbordados”. Se trata de brindar las condiciones adecuadas para que la persona pueda desarrollar sus potenciales para poder dar una respuesta adecuada a su situación.

La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.

 

El simple sonido de un timbre puede hacer conmover a una persona, o acelerar sus pulsaciones,  cualquier estímulo externo puede ser capaz de desencadenar una explosión interna, que se traducirá en taquicardia, aceleración del ritmo respiratorio,  presión arterial alta, vertido de lípidos al torrente sanguíneo, etc.

Sobre la Vitamina B y su Relación con la Ansiedad y la Depresión:

Depresión: 
Puede ser producida por carencias de:

biotina, vitamina B6 (piridoxina), riboflavina, vitamina B12 (cobalamina), vitamina C, Calcio, hierro, magnesio, ácidos grasos omega-3, potasio, ácido fólico, tiamina (B 1), etc.
Vitaminas del grupo B.

Este grupo tiene particular incidencia en la depresión. La tiamina mejora el estado mental y favorece  el  funcionamiento del sistema nervioso (presente en la  levadura de cerveza, salvado, leche y en los vegetales). La  B6 mantiene en buen estado el sistema nervioso (presente en la levadura, salvado, germen de trigo, repollo, melaza, leche y  huevos). La B12 aumenta la vitalidad,  alivia los estados de irritabilidad, mejora la concentración y  memoria (presente en algas, huevos, queso y levadura).
Cabe recordar que el alcohol, la galactosa y la lactosa son antivitamínicas B.

Vitamina B1: Tiamina. 
Ejerce un papel importante,  como todas las del grupo B en la buena salud cardiovascular.
Se encuentra en acelgas, arroz cocido, copos de avena, harina integral de avena, , maíz, mijo en grano, trigo en grano, aceituna verde, kiwi, limón, mandarina, mango, manzana, melocotón melón, membrillo, , almendra, , castaña, , sésamo, ajo, , apio, berenjena, , espárrago, espinaca, perejil, pimiento, puerro (bulbo), rabanito, etc.

Vitamina B2: 

Presente en: Vísceras, Levadura de cerveza, hígado, áloe vera, jalea real, almendras, Germen de Trigo, cereales, yema de huevo, etc.

Vitamina B12 No existen frutas y/o verduras que sean ricas en esta vitamina. Los vegetarianos estrictos les convendría  tomar un complemento de esta  vitamina; otra opción son cereales enriquecidos con esta vitamina. (Presente en almejas, sardinas, yemas de huevo, truchas, salmón, y carne.)

Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario