¿Qué es la terapia grupal? ¿Cómo funciona?

tratamientos psicologicos para terapia grupal

Lic. Pablo Canosa

agosto 2, 2017

Comentarios sobre la terapia grupal.

La psicología grupal implica que varias personas se encuentren en un clima de escucha, respeto y ausencia de críticas, dispuestas a compartir la experiencia de relatar y pensar temáticas variadas y universales asi como su malestar en compañía. En principio, participar de una terapia grupal genera temores y ansiedades en relación a la situación desconocida con personas que nunca se vio, sin embargo, después de los primeros encuentros se produce un incremento de la confianza, de las posibilidades de conocer emociones o sentimientos que se producen en uno y que son difíciles de observar. El grupo se termina convirtiendo en un lugar “seguro”, un lugar que proporciona sentimientos de pertenencia.

Para participar de una terapia grupal, es necesario:

  • Tener capacidad de espera: la falta de capacidad de espera suele tener directa relación con la permanencia de las situaciones conflictivas. Tener paciencia: ciencia de la paz. El fenómeno grupal aumenta esta capacidad automáticamente, naturalmente
  • Poder hablar y escuchar a los otros del grupo, para que el conflicto haga “eco” en lo puntos conflictivos propios y así poder enriquecerse. Escuchar nos abre a su vez a escucharnos, una de las imposibilidades que nos hizo tomar direcciones “incomodas”.
  • Saber que lo que va a pasar en el grupo, es lo que nos pasa en la vida: la diferencia es que en un fenómeno de psicología grupal, “algo se va a  poder hacer con esto”, en el sentido de observar y diferenciarse de las identificaciones y conductas que nos llevan a las situaciones que vivimos en la vida.

Los terapeutas  participan facilitando el desenvolvimiento del fenómeno grupal, brindando información si es necesario, señalando alguna emoción o pensamiento “latente”, con intervenciones que faciliten “la escucha de lo que está ocurriendo”, interpretando cuando en un tema se  depositan más significados que los que tiene, relacionando experiencias y sensaciones que se generan en los integrantes del grupo, o en la persona misma del psicólogo.

No se pretenden dar consejos, sugerir conductas. La idea es que esto es recomendable que cada personas lo encuentre por sí mismo dentro suyo: se trata de tener una vivencia, no un dialogo o debate.

Antes de que el consultante participe en un grupo, se realizan entrevistas individuales con el fin de orientar cual es el tipo de terapia recomendada, conocer la problemática del consultante y que el consultante conozca y establezca un vínculo con el terapeuta.

Funcionamiento de la terapia grupal: son uno o dos encuentros semanales de 90 minutos de duración (en general). Una de las consignas más  empleada es: ‘hablen de lo que se les ocurra, de lo que gusten, deseen o necesiten,  aunque piensen que no es importante o les resulta ridículo’. De esta manera surgen fácilmente los temas que son necesarios abordar.

Si nos detenemos a pensar, todos nos hemos criado en grupos, en la familia, en la escuela, trabajadores o ciudadanos. Nos desarrollamos como seres humanos en ambientes grupales.

Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario