¿Qué necesita un adolescente de sus padres?

terapia psicologica adolescentes

Lic. Pablo Canosa

agosto 4, 2017

Lo que el adolescente necesita de sus padres.

Un adolescente necesita de sus padres ser escuchado, respetado en lo que le sucede, que sus actitudes se vuelvan activas (es decir, que se concreten en actos), pero al mismo tiempo confrontado. ¿Qué quiere decir esto? Significa que el padre no funcione como un par, sino como una referencia, quien en último término tiene la última palabra.

La continuidad de estos cuidados, sobre todo en este momento de crisis/mutación es muy importante, es decir, “no abandonarlos”.

El adolescente vive un proceso de intensos cambios: se trata de la muerte de su niñez. En este proceso, pondrá a prueba todos los limites, desafiará, incluso faltará el respeto. Se trata de comprender que no es algo personal que el adolescente realice, sino pasos necesarios de su crecimiento. La función del padre es ser abucheado y persistir.

Un adolescente, necesita vincularse con sus pares, tener espacios para esto. En este punto se producen dos procesos simultáneamente: el crecimiento de los niños hace que se generen vacios en la relación de pareja que el niño ocupaba; y por otro lado, el  crecimiento del adolescente necesita generar vacíos, “estar en la suya”, para poder afirmar su identidad y su desarrollo.

Tareas internas en el crecimiento del adolescente.

Dos grandes tareas internas que el adolescente necesita llevar a cabo son: asumir la sexualidad e iniciarse laboralmente. Para ambas tareas, es necesario que el adolescente se vincule con “iniciadores”, es decir, personas con mayor experiencia que le facilite la realización de dichas tareas. Esta función de iniciación es mejor que no sean realizadas por los padres, sino que estos faciliten estos vínculos.

Es recomendable que un padre no olvide que el crecimiento del adolescente se produce siendo este “infiel” a los padres. Esta “infidelidad” en verdad, es una profunda “fidelidad”: un niño se vuelve adulto “ocupando el lugar del padre”, es decir, aprendiendo a ser y confrontar su realidad así como lo hizo su padre. Para que eso ocurra, el lugar de padre necesita ser “desbancado”, “desalojado”, “vaciado” para que pueda ser ocupado por el adolescente.

Una situación muy perjudicial para el adolescente es cuando uno de los padres se alía con su hijo contra el otro padre.

Las reglas establecidas es necesario que estén establecidas con anterioridad y sean razonables o menos restrictivas según el crecimiento del adolescente y el gradual aumento de su responsabilidad. Mientras que algunas cuestiones no serán negociables, es importante que exista un margen de debate en otras.

Habitualmente un padre recibe un agradecimiento pleno de lo realizado con un hijo, cuando este es adulto o padre…

Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario