Agresividad y Crecimiento en la adolescencia y la niñez.

tratamiento psicologico adolescentes y niños

Lic. Pablo Canosa

agosto 4, 2017

Funcion de la agresivida en el crecimiento y en la adolescencia.

La agresividad es la fuerza, el impulso que nos pone en movimiento para dar respuestas adecuadas a nuestras necesidades y deseos vitales. Cuando esta fuerza no sale, no se expresa, no se esta respondiendo  a la necesidad y entonces aparece la frustración, ira y la violencia explicita. Que se entienda, la agresividad no es lo mismo que violencia: una cosa aplicar agresividad para cortar un cuerpo en una operación quirúrgica, otra pegar un golpe.

El adolescente que no se relaciona con el mundo circundante  tiene pocas posibilidades de satisfacer sus necesidades ya que es a través de los vínculos y el contacto que estos nos permiten realizar, que satisfacemos a nuestras necesidades, deseos o gustos.

El crecimiento es un acto agresivo, en el niño esta vinculada a una fantasía de muerte, mientras que en el adolescente tiene que ver con una fantasía de asesinato. Es decir: En la rivalidad por el padre de sexo opuesto, el niño (o niña) fantasea la muerte de su padre (o madre). Si fantasea esta muerte es porque entiende que el deber ser como el padre (o la madre) para tener su objeto de amor (la madre o el padre según el sexo del niño), pero para poder concretar estar con su progenitor, el padre (o madre) debería desaparecer, sucumbir. Mientras que en la adolescencia la fantasía esta vinculada a un asesinato: el adolescente entiende que debe autonomizarse de la autoridad de los padres, es decir, “asesinarlos en su interior, en su mundo interno” para poder ocupar él (o ella) mismo, el lugar del padre (o la madre si se trata de una mujer). Ocupar el lugar de los padres para poder ejercer la sexualidad y paternidad  plenamente.

Patrones de conducta.

Las frustraciones emocionales suelen expresarse en cinco patrones de conducta:

  • Conducta agresiva y hostil
  • Comportamiento regresivo (comportarse como nos comportábamos cuando éramos más chicos) Ej.: chuparse el dedo.
  • Aislamiento y preferencia de estar a solas.
  • Sumisión-timidez.
  • Enfermedades psicosomáticas como asma, gastritis, etc.
Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario