Ideas fundamentales del psicoanálisis.

psicoanalisis terapia psicoanalitica

Lic. Pablo Canosa

agosto 4, 2017

Concepto de Inconsciente:

Por el proceso de represión, determinadas ideas, tendencias o sentimiento de amor/odio son “desalojados de la conciencia”. Tiene que ver con este proceso lo que nuestros padres o cuidadores han deseado que seamos para ellos; También está en relación con el concepto de Inconsciente, aquellas identificaciones a las cuales adherimos las cuales están determinadas, no solo por nuestros padres sino también nuestros abuelos.

 

Concepto de condensación y desplazamiento:

En el síntoma, se observar que es condensada una serie de “satisfacciones” que no obtienen respuesta, es decir, en la descarga fallida que posibilita el síntoma, se concentra el intento de satisfacción de varias necesidades, cada una de las cuales está asociada a una representación, que también son condensadas. El concepto de desplazamiento: concepto complementario con el anterior, dado que para condensar es necesario que los problemas/conflictos se puedan desplazar, trasladar, reemplazar por otros (tanto su carga afectiva como sus representaciones).

Este proceso de pseudosatisfaccion producido por el síntoma, puede darse gracias a que las necesidades son malinterpretadas por el sujeto: para decirlo metafóricamente, donde se necesita carne, se come verdura; donde se necesita actuar, se fantasea; donde se necesita “cortar “con una situación, se discute.

Mecanismos de defensa:

Se pueden diferenciar mecanismos de defensa estructurantes o básicos y mecanismos de defensa secundarios. Uno de los procesos represivos fundamentales es la Represión El mecanismo defensivo tiene por función evitar el contacto con elementos dolorosos, angustiantes o inaceptables para el autoconcepto de yo. Los temas dolorosos son muy variados, pero pueden agruparse en dos grandes temas: “sexualidad y muerte” o si se prefiere “vida y muerte”.
Compulsión a la repetición: es el principio por el cual el psiquismo no actúa, en primer término para buscar placer, sino para elaborar las situaciones traumáticas, para superar las situaciones que se presentan como desbordantes, dolorosas. El problema surge cuando la persona no encuentra respuesta para llevar a cabo esta elaboración y como resultado se observa a un sujeto que “queda pegado a lo doloroso”.

Pulsión:

La pulsión es un impulso provocado por una excitación corporal (tensión interior), que tiene por finalidad última la supresión de dicha tensión. La pulsión reemplaza el concepto de instinto, como respuesta biológica ya dada para saber cómo actuar en la vida. Justamente, a la pulsión podrá dársele respuesta si y solo si, las identificaciones (los modos de ser, actuar, sentir y pensar con los cuales el sujeto se siente afín, cómodo, identificado) de la persona en cuestión dan lugar a estos impulsos.

 

Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario