¿Cómo superar un ataque de pánico?

tratamiento psicologico para ataques de panico

Lic. Pablo Canosa

julio 31, 2017

Cuando nos hacemos esta pregunta es porque estamos invadidos por sensaciones muy fuertes e incontrolables. En esta situación, lo mejor que podemos hacer es pedir ayuda a alguien, preferentemente, una persona que para nosotros ocupa un lugar importante, una verdadera referencia para nosotros.

¿Cómo superar una Crisis?

Detrás de la angustia, o de un ataque de pánico, se encuentra una situación nueva o un proceso de cambio, con el cual nos encontramos en nuestra vida que no llegamos a identificar adecuadamente. Como resultado, lo vivimos con emociones o sentimientos que nos invaden y no sabemos porque nos vienen. Poder hablar con alguien de lo que nos pasa es fundamental para poder dar “espacio interno” a lo nuevo  que está pasando en nuestras vidas y estimular su elaboración, es decir, resolverlas… en otras palabras: continuar con nuestro crecimiento personal.
Por otro lado, es importante favorecer la formación de identificaciones que fortalezcan al yo, como medio de favorecer un auténtico desarrollo interior a la hora de dar respuesta a la vida.

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

                 Oscar Wilde

 

¿Qué hacer ante una crisis de panico?

Antes de sugerir una serie posibles acciones o actitudes que pueden facilitar, sobrellevar un momento de tensión o crisis, es importante mencionar que cualquiera de estas sugerencias solo puede ser llevada adecuadamente en el marco de un tratamiento terapéutico o la guía de una persona que conozca la aplicación correcta de estas técnicas. En la práctica usted puede realizarlas, pero probablemente, si las realiza “por su cuenta”, no obtendrá los resultados buscados.

Antes de que llegue una crisis o momento de tensión, usted puede realizar afirmaciones como:

– Esto se llama tener pensamiento catastrófico; esto se llama tener ansiedad. Esto le permitirá controlar los pensamientos.
-Controlar la respiración: para poder aplicar una técnica de este tipo, es importante realizar los ejercicios de respiración en momentos anteriores a la crisis.
La respiración debe ser profunda, la exhalación debe ser profunda tanto como la inhalación. El aire debe llenar  la parte baja de los pulmones, es decir, que lo que debe moverse es el estómago al  respirar, no el pecho.  Toma aire lentamente, llena los pulmones, lo retienes un momento así (3 a 4 ser; 8 a 10 seg si tienes la crisis o como más cómodo te sientas) y lo expulsas lentamente hasta vaciar los pulmones. Recuerda que es recomendable hacerlo en momentos fuera de la crisis para que en el momento de la crisis sea más fácil.

Relajación: Cada cual conoce aquello que lo relaja…Se trata de usar activamente esas maneras que espontáneamente uno ya conoce. Sino, puedes obtener mucha información en las páginas de internet.  Requiere un tiempo de práctica, pero es muy útil.
Otras opciones es hacer yoga o deportes.

Concentrarse: concentrarte en tu trabajo, hacer algo que te agrade, llamar a un amigo que hace tiempo que no le hablas, suele facilitar la desaparición de los síntomas…entonces no puede ser tan grave…una enfermedad grave no se aliviaría solo de esta manera.

Si ya ha empezado la crisis, solo déjala pasar sin alimentar los pensamientos que la traen.

Ver los tips para prevenir un ataque de pánico.

Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario