¿Cómo detectar la violencia psicológica? ¿Como discriminar la violencia familiar?

terapia psicologica para la violencia psicologica y violencia familiar

Lic. Pablo Canosa

agosto 1, 2017

Detectar la violencia psicologica.

La violencia psicológica se ha de detectar desde tres perspectivas:

a) La violencia sufrida por nosotros.

b) La violencia sufrida por  otras personas.

c) La violencia ejercida por nosotros mismos.

a) la violencia sufrida por nosotros mismos.
Suele ocurrir que los mismos mecanismos  defensivos que utilizamos para defendernos de esta situación traumática nos impiden detectar el malestar producido por la violencia psicológica. Esta situación se vuelve particularmente angustiante debido a que la violencia psicológica es ejercida por un ser querido. Así se puede intelectualizar, justificar, negar, autoculparse
Si estás dando  vueltas en situaciones que no comprendes que provocan malestar, intentas entender que sucede, no tengas duda de que estas siendo objeto de violencia psicológica. Si guardas silencio de lo que sucede, y esperas que el otro cambie
Si haces algo en contra de tu voluntad que tiene relación con una demanda de otra persona, estas siendo objeto de violencia psicológica.
Si te sientes poco valioso/a, inútil e indefenso, probablemente seas víctima de violencia psicológica. Si observas que te encuentras apegado a esa persona con la cual te sientes insegura o te provoca miedo, la violencia psicológica está en juego.
NO dejes de pedir ayuda.(ayuda violencia)

La violencia es el miedo a los ideales de los demás y poca fe en las propias ideas.

 

b) La violencia sufrida por otra persona

En general es más fácil identificar estas situaciones porque uno no está involucrado, sin embargo a veces se vuelve transparente este tipo de conductas, como por ejemplo, con los niños y ancianos quienes necesitan de una relación de dependencia, o con quienes no se saben defender.
Uno de los peores enemigos de la violencia domestica es la creencia en soluciones mágicas, lo cual desresponsabiliza de buscar un solución.
Una vez sometida la persona a esta situación va a desarrollar mecanismos de defensa para adaptarse a la situación de violencia: se renuncia a los propios sentimientos, pensamientos, deseos para someterse a las exigencias del agresor. Otra manera de defenderse es sobrevalorar los pocos gestos afectuosos del agresor, ya que piensa que su supervivencia depende de él.   Por último, se desarrolla una particular habilidad para discriminar cuales son las necesidades, gustos y deseos de la persona que provoca la violencia domestica para complacer al agresor.
A largo plazo se produce un fenómeno llamado “habituación”: el sistema nervioso deja de responder a un estimulo cuando este se produce constantemente
Para facilitar la toma de conciencia de la victima de su situación, es necesario señalar,  demostrar que su supervivencia no depende de “esa persona” y facilitar la lectura de los mensajes latentes en las interacciones que contienen violencia domestica.
Luego de la “toma de conciencia”, la ayuda psicológica, sobre todo en niños es fundamental.

Es necesario tener en cuenta que las personas mayores suelen comportarse como los chicos (esto se denomina “hacer una regresión” a la infancia), o pueden padecer alteraciones de la percepción y pueden entender que les están tratando de mala manera cuando no es así. A veces se quejan, por ejemplo de la comida, cuando esto solo lo hacen para llamar la atención. Cuando hay sospechas de maltrato, se recomienda:
-interactuar con la persona mayor o con discapacidad y apreciar si se producen cambios en el comportamiento.
– Si se trata de un acoso escolar, separar a la víctima del agresor y realizar un trabajo terapéutico en grupo. Por otro lado, hacer un trabajo de concientización para que no se tolere estas conductas. Existen instituciones de “ayuda violencia”, encargadas de prevenir y ayudar: el psicólogo del colegio, el consejo escolar, el tutor del estudiante y la dirección del colegio.

c) La violencia ejercida por nosotros mismos
Poder ubicar hay donde estamos nosotros mismos ejerciendo violencia no es fácil, dado que esta violencia se puede dar inconscientemente, como muchas veces le ocurre al victimario.
Cada familia tiene sus valores, códigos y normas, que pueden, algunas de ellas estar sustentadas por actitudes “agresivas”. Poder discriminar esto, suele requerir un  trabajo personal interior o un proceso terapéutico.
Estamos ejerciendo actos violentos cuando en nuestro interior no reconocemos el lugar de algún integrante de la familia, cuando no valoramos a alguien en nuestro interior, cuando juzgamos, cuando rechazamos dentro nuestro, cuando no respetamos la posición del otro, cuando opinamos sin que nos lo pidan, cuando no aceptamos lo que el otro es y cómo se comporta, cuando realizamos actos para provocar reacciones negativas en alguien, etc. Estas conductas pueden no parecer violentas, sin embargo, tarde o temprano, desembocan en comportamientos violentos de uno mismo o del otro.
Solemos saber sobre la hostilidad que sentimos hacia alguien, pero no como este sentimiento determina nuestro comportamiento.

¿Cómo saber si el hombre o mujer es agresivo?

 

La combinación de estos factores aumentará el riesgo (cuantas más respuestas afirmativas, mayor será el riesgo de maltrato). Es importante resaltar que se trata de un riesgo probable, no de una  certeza. Las Preguntas:I-¿Ha pegado alguna vez a sus compañeras/os  sentimentales?
¿Justifica la violencia?
II-¿Se ha visto envuelto en peleas con desconocidos en varias ocasiones? ¿Tiene actitudes de indiferencia? ¿Te habla idealizadamente de otras personas?
III-¿Ha maltratado animales en forma habitual?
IV-¿Es muy celoso/a y posesivo/a? ¿Parece obsesionado con ideas sobre ti y otros hombres/mujeres?
Los celos que  te producen preocupación acerca de lo que podría llegar a hacer  son indicio de que algo está mal. Si tu pareja actúa como si no fuera a sobrevivir si tú le abandonas, eso es una  señal peligrosa.
V-¿El/ella cree que el amor lo puede todo? ¿Te aísla y trata de alejarte de tú familia y amigos? ¿Se apresura para comenzar la relación?    Muchas personas piensan que existe el compañero perfecto que satisfará sus necesidades y cuidará de ellos. La madurez permite que descubramos  que esas expectativas no son realistas. Cuando el adulto no comprendió esto, se vuelve resentido y se enfada.
VI-¿Exige respeto y se enfada si no lo recibe?  Aquí es importante discriminar si el reclamo de  respeto es legitimo o no. ¿Está pidiendo por ser visto amorosamente, reconocido, por tener un lugar, ser escuchado? ¿Hay algún familiar de tu familia que se entromete en la relación entre ustedes?, mejor dicho ¿Hay algún familiar que tenga prioridad sobre la relación de ustedes? O ¿Está pidiendo que hagan lo que él quiere, digan lo que él piensa, o sientan lo que él desea? La violencia no está nunca justificada, sin embargo, es distinta si surge porque la persona solicita algo legítimo o no. El problema se agrava porque cuando la violencia surge es después de una larga secuencia de interacciones que velan, no permiten ver claramente lo que está ocurriendo en la pareja. Una buena señal para poder discriminar lo que está ocurriendo es “dar un gesto” al partenaire, es decir, ofrecer en actos y actitudes una muestra de afecto y ver qué ocurre, cómo reacciona la persona: si lo desvaloriza, o desprecia, si no agradece puede estar demostrando la existencia de violencia en la otra persona. Es muy importante que este gesto sea autentico. Para ello es recomendable que : el lugar en donde el gesto sea ofrecido, pertenezca al otro, que lo ofrecido se corresponda con los gustos del compañero, que no se espere retribución alguna por lo brindado y no sea ofrecido “en compañía de reclamos, quejas o conflictos”….esto requiere ser sincero con uno mismo. Puede llevar un tiempo poder realizar “este gesto”. Ahora bien, si no te surge, puede que haya violencia en ti.VII-¿Se ve a sí mismo como un salvador/a, tu salvador/a?
VIII-¿Te trató como  una princesa/príncipe al principio? ¿Estas inquieta por desilusionarle?
IX-¿Culpa a otros de lo horrible que es su vida? ¿Está obsesionado con aquello que no tiene?
X-¿Miente, engaña o hace daño a las personas y luego se justifica?
XI-¿Es de humor cambiante e impredecible? ¿Te sientes incomodo con él/ella? ¿Tienes miedo de hacer algo que le enfade?
XII- ¿Vive como una catástrofe que lo/a critiquen, juzguen?
XIII-¿Su principal objetivo en la vida es sobrevivir, y los demás son competencias?
XIV-¿Trata de  organizarlo prácticamente todo? ¿Es perfeccionista y criticón?

Compartir en:

Quizás te interese también leer…

0 comentarios

Enviar un comentario