Tratamiento psicologico para la Angustia y Crisis de Pánico. Ataque de Panico.

centro donde encontrar psicologos, psicologas, psiquiatras, y medicos para la atencion de problematicas de sufrimiento humano

Cómo superar la Angustia: Asistencia psicologica

para la Angustia y crisis de Pánico.

La Angustia como una oportunidad para conocerse.

Contáctenos

Acceda al Tratamiento Necesario con los Psicólogos idóneos

Cura para el ataque de panico.

Terapia para la Angustia.

  • Psicólogos con Amplia Experiencia comprobable.
  • Honorarios Personalizados.
  • Sin límites de sesiones.
  • Obras Sociales, prepagas, y planes de reintegro.
  • Atención Inmediata en su Zona (Capital Federal y Gran Buenos Aires).

Angustia y Crisis de Pánico. Como superar el ataque de panico : artículos de Interes

Consulte con un profesional

Psicologos: Superar la Angustia y las Crisis de Pánico

10 tips para prevenir una angustia, una crisis. Como se cura el ataque de panico.

¡Qué pequeñas son mis manos en relación con todo!

 lo que la vida ha querido darme!

 

Tips:

  • No tomes decisiones cuando algo para vos no es claro aún.
  • Piensa en que te ha pasado nuevo en los últimos tiempos ( los últimos tres o cuatro meses , sobre todo). Seguramente lo que te pasa tiene que ver con eso.
  • Pide ayuda
  • No te aísles, evita encerrarte en vos mismo.
  • No te asustes por las sensaciones que te aparecen, no tienen que ver con algo orgánico. Si sentís que te vas a morir, es porque no está ocurriendo. Si ocurriera, no lo sentirías (ver “Síntomas del ataque de pánico, angustia y su explicación real”) Posar la palma de la mano en el pecho durante un rato, ayuda a calmar… Si si, hace la prueba.
  • Haz deporte.
  • Escucha música
  • Familiarízate con una técnica de relajación, de respiración o meditación.
  • No te dejes llevar por el miedo a ser rechazado.

Evita el consumo de estimulantes. La cafeína, el alcohol y el chocolate, entre otros, estimulan al sistema nervioso, fomentando el aumento de la ansiedad.

 

¿cómo superar una crisis, una angustia? Definición de angustia, Ataque de pánico y Crisis. Eliminar Angustia

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría

de la gente existe, eso es todo.

Oscar Wilde

 

Cuando nos hacemos esta pregunta es porque estamos invadidos por sensaciones muy fuertes e incontrolables. En esta situación, lo mejor que podemos hacer es pedir ayuda a alguien, preferentemente, una persona que para nosotros ocupa un lugar importante, una verdadera referencia para nosotros.

¿Cómo superar una Crisis?

Detrás de la angustia, o de un ataque de pánico, se encuentra una situación nueva o un proceso de cambio, con el cual nos encontramos en nuestra vida que no llegamos a identificar adecuadamente. Como resultado, lo vivimos con emociones o sentimientos que nos invaden y no sabemos porque nos vienen. Poder hablar con alguien de lo que nos pasa es fundamental para poder dar “espacio interno” a lo nuevo  que está pasando en nuestras vidas y estimular su elaboración, es decir, resolverlas… en otras palabras: continuar con nuestro crecimiento personal.
Por otro lado, es importante favorecer la formación de identificaciones que fortalezcan al yo, como medio de favorecer un auténtico desarrollo interior a la hora de dar respuesta a la vida.

¿Qué hacer?

Antes de sugerir una serie posibles acciones o actitudes que pueden facilitar, sobrellevar un momento de tensión o crisis, es importante mencionar que cualquiera de estas sugerencias solo puede ser llevada adecuadamente en el marco de un tratamiento terapéutico o la guía de una persona que conozca la aplicación correcta de estas técnicas. En la práctica usted puede realizarlas, pero probablemente, si las realiza “por su cuenta”, no obtendrá los resultados buscados.

Antes de que llegue una crisis o momento de tensión, usted puede realizar afirmaciones como:

– Esto se llama tener pensamiento catastrófico; esto se llama tener ansiedad. Esto le permitirá controlar los pensamientos.
-Controlar la respiración: para poder aplicar una técnica de este tipo, es importante realizar los ejercicios de respiración en momentos anteriores a la crisis.
La respiración debe ser profunda, la exhalación debe ser profunda tanto como la inhalación. El aire debe llenar  la parte baja de los pulmones, es decir, que lo que debe moverse es el estómago al  respirar, no el pecho.  Toma aire lentamente, llena los pulmones, lo retienes un momento así (3 a 4 ser; 8 a 10 seg si tienes la crisis o como más cómodo te sientas) y lo expulsas lentamente hasta vaciar los pulmones. Recuerda que es recomendable hacerlo en momentos fuera de la crisis para que en el momento de la crisis sea más fácil.

Relajación: Cada cual conoce aquello que lo relaja…Se trata de usar activamente esas maneras que espontáneamente uno ya conoce. Sino, puedes obtener mucha información en las páginas de internet.  Requiere un tiempo de práctica, pero es muy útil.
Otras opciones es hacer yoga o deportes.

Concentrarse: concentrarte en tu trabajo, hacer algo que te agrade, llamar a un amigo que hace tiempo que no le hablas, suele facilitar la desaparición de los síntomas…entonces no puede ser tan grave…una enfermedad grave no se aliviaría solo de esta manera.

Si ya ha empezado la crisis, solo déjala pasar sin alimentar los pensamientos que la traen.

Ver los tips para prevenir la angustia.

Definición de Angustia

Angustia: “Es una sensación que invade de carácter penoso tanto físico como emocional, y  que se caracteriza porque no se sabe la causa de la misma”. Tomando a Kierkegaard y el existencialismo, se habla de la angustia definiéndola como la inquietud metafísica nacida de la reflexión sobre la existencia y sus temas centrales: nacimiento, vida, muerte, sexualidad, enfermedad, etc.”.
La angustia se acompaña de un malestar psicológico y cambios biológicos:

    • taquicardia
    • sudoración
    • temblores
    • sensación de falta de aire
    • expectativa de que algo malo va a ocurrir
    • hormigueos, y extremidades “dormidas”, etc.

La angustia se diferencia del miedo ya que éste último está referido a un objeto definido, mientras que en la angustia se teme a algo desconocido, que no se llega a definir.

La angustia se caracteriza por ser un estado en el que no puede permanecerse sino por momentos dado su carácter “insoportable”. Este carácter es justamente lo que posibilita motorizar un verdadero cambio en el ser que permita mitigar este malestar. El problema surge cuando la angustia genera un efecto paralizante.

Definición del ataque de Pánico

Freud fue el primero en describir la sintomatología del ataque de pánico, con sus temores de muerte inminente o de volverse loco.

Los ataques de pánico son períodos en los que el individuo sufre de una manera súbita un intenso miedo o temor, aparecen de repente. En general, se trata de una situación de la cual el sujeto desea escapar. La persona que sufre episodios de pánico se siente súbitamente aterrorizada sin una razón evidente para sí misma o para los demás. Durante el ataque de pánico se producen síntomas físicos muy intensos.

Cada vez que se repitan los ataques se puede padecer de agorafobia: es el miedo padecido por la persona con trastorno de pánico a estar en lugares o espacios públicos donde le es complicado escapar y evadirse para pedir ayuda, en el supuesto (y solo supuesto)  caso en que se aparezca una nuevo ataque o crisis.

  1. Definición de Crisis

El término crisis proviene del griego “krisis”, que significa separar o decidir. Por lo tanto crisis puede significar algo que se rompe y que por ende, requiere de análisis: la crisis nos obliga a pensar, a pensar sobre que estamos haciendo, siendo y queriendo.

Dado que el ser humano realiza su desarrollo interno para superar  aquello que le  provoca sufrimiento o dolor, la crisis se vuelve una oportunidad única para modificarse a sí  mismo.

Una crisis viene a decirnos que la persona en cuestión se encontró con un cambio interno o externo para el cual no estaba preparada. Al no estar preparada, no puede dar respuesta a sus necesidades que “colapsan en la crisis”. Entre las situaciones externas que pueden provocar una crisis cabe mencionar: una perdida (de todo tipo), una enfermedad grave o la muerte de un ser querido, procesos de crecimiento inhibidos, etc. Para que una situación externa produzca una crisis, debe haber un componente interno que posibilite la emergencia de la crisis.

Los cambios internos más comunes  propiciadores de una crisis son: algún déficit en el cuidado que recibimos de pequeños, el natural desarrollo psicofísico de la adolescencia y de adultos, algún cambio externo que el sujeto, “empapado” en algún  conflicto interno no resuelto, se ve imposibilitado de superar.

Comprende las razones de tu angustia. Aprende a aplicar este conocimiento en tu ser.

La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo.

 

Las razones de tu angustia las vas a descubrir realmente si te pones a hablar de lo que te ocurre … es por ello que es muy importante que tengas, por lo menos, un par de encuentros con un profesional, para hablar de lo que te pasa.

En cuanto a las causas de la angustia, cabe destacar junto con los factores orgánicos, una situación subjetiva desencadenada por factores internos (cambios internos, procesos de crecimiento, temas como la muerte, la sexualidad, la culpa, la agresividad) o externos (perdidas, mudanzas, desempleo, crisis relacionales), los cuales provocan una imposibilidad de poder responder a un desequilibrio que subjetivamente es vivido como invasivo, desbordantes, como un exceso de tensión.

Una vez desencadenada la crisis, la aparición de la angustia ya no depende de las causas reales que la originaron,  sino de la evocación subjetiva de la situación traumática que provocó la crisis: temor a abandonar un vínculo, temor a asumir una responsabilidad, temores ante la sexualidad, agresividad encubierta y posible sentimiento de culpa.

Génesis del sentimiento de control/descontrol de la angustia

Un infante puede haber tenido experiencias traumáticas de enorme sufrimiento pero si existió una persona que vino en su auxilio y que contribuyó a que se calmase  lo que queda inscrito es “va a venir alguien y me va a calmar” o “con ayuda se puede”
Pero, ¿Y si alguien ha tenido la experiencia de que estaba angustiado y venían y le pegaban o no le prestaban atención, y como lloraba, más le pegaban o no había respuesta al llanto?  El mensaje es que la angustia es peligrosa, que ahí donde hay una necesidad, nada se puede hacer para satisfacerla. La angustia actúa como señal de conflicto, de falta de reconocimiento y sostén de los padres: si algo era necesario era alojar, dar lugar, respetar este sentir, en vez de rechazarlo.

Ver “Tips” y “como superar tu angustia”.

¿Cuál es el mejor tratamiento para vos?. Tratamiento para la Angustia.

Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse

cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas.

El mejor tratamiento para vos depende de que quieras lograr… Una reducción de los síntomas o un cambio interno más radical y por ende, más duradero que te contactará con maneras de pensar y sentir distintas que surgirán espontáneamente de vos. Reconociendo la multidimensionalidad del malestar, es aconsejable en la mayoría de las ocasiones optar por un enfoque ecléctico, es decir, integrador, adaptado a las características particulares de la persona que consulta y sus circunstancias.

De esta manera, los procesos terapéuticos se pueden dividir entre aquellos que permiten reducir la sintomatología, de aquellos que generan un cambio interior. Por otro lado, se cuentan aquellas prácticas que son herramientas (terapias alternativas u holísticas), que pueden ser usadas de cualquiera de las dos maneras antedichas.

Ubicar las causas de la angustia, por un lado,  y la  reacción interna ante la angustia, son dos direcciones del trabajo terapéutico … Se trata de elaborar los conflictos intrapsíquicos e interpersonales, los eventos traumáticos, los fenómenos de déficit, los rasgos caracterológicos.

Otro de los propósitos del proceso terapéutico, es el desarrollo de recursos para enfrentar la angustia: por ejemplo, la potenciación del sentimiento de previsibilidad, la elaboración de la angustia favoreciendo su reducción gradual.

Apuntar a descubrir  su lugar familiar y las funciones realizadas en su sistema familiar que probablemente ya no se correspondan con sus necesidades o crecimiento. Junto a este descubrimiento, se estimula el fortalecimiento de los lazos familiares y se estimula en determinados casos “el estar acompañado”.

Es de vital importancia alimentarse adecuadamente cuando se presentan alguno de estos cuadros:
Tomar calcio, proteínas (quelata), malato de citrulina(2 gr dos veces por día), magnesio, vitamina B1 (tiamina, 100 mg/día), vitamina B3, vitamina B6 (piridoxina, 20 a 30 mg dos veces por día), L-tirosina (si no se padece  hipertensión).

Vitamina C: 

Su falta conduce a una sensación de fatiga, cansancio y hasta cierto sentimiento de tristeza.

Tipos de procesos terapéuticos:

1) Aquellas que reducen la sintomatología: las técnicas de respiración y relajación; las técnicas cognitivo-conductuales, como ser la aserción encubierta ( aprender a detener el pensamiento y sustituirlo por otro más constructivo); la desensibilización encubierta ( aprender a relajarse mientras se imagina escenas que van provocando mayor ansiedad), la inoculación al estrés (desarrollar nuevas formas de reacción más allá del miedo y la ira); las técnicas de autocontrol (que suponen el entrenamiento para regular sus conductas, dirigiendo sus esfuerzos a regular y/o modificar su propio entorno. Aparte, la estimulación eléctrica, la acupuntura o la audioanalgesia son técnicas alternativas para hacer frente al estrés.

Desde una perspectiva médica, el tratamiento del estrés consiste en la prescripción de tranquilizantes o ansiolíticos (benzodiacepinas), que incide directamente en las respuestas fisiológicas de este cuadro.

Terapia Cognitivo-Conductual
Se centra en la modificación de patrones de pensamiento y de conducta junto con el desarrollo junto con el profesional de diversas estrategias de afrontamiento, manejo de la ansiedad o inoculación de estrés.
A continuación se presentan las técnicas de intervención potencialmente útiles:
-Técnicas de relajación / control activación emocional
-La relajación progresiva
– entrenamiento autógeno
-meditación
-Técnicas de respiración, de biofeedback, de imaginación (visualizaciones), de auto hipnosis

-Desensibilización sistematizada
-Técnicas de exposición e inundación
-Técnicas operantes
– Técnicas operantes para desarrollar y mantener conductas
-Técnicas para reducir y eliminar conductas
-Sistemas de Organización de Contingencias
-Técnicas de condicionamiento encubierto
-Técnicas de autocontrol
-Técnicas de programación conductual
-Técnicas facilitar cambio de conducta
-Autoobservación
-Autorregistro
-Tareas terapéuticas entre sesiones

-Técnicas de reestructuración cognitiva
-Técnicas de habilidades de enfrentamiento
-inoculación de estrés
-entrenamiento manejo de ansiedad
-Técnicas de resolución de problemas

Hipnosis Clínica
La hipnosis puede ser eficaz para estabilizar al paciente, brindándole estrategias de autocontrol y manejo del estrés .En una segunda fase, técnicas imaginativas, proyectivas, de afrontamiento y de reestructuración cognitiva pueden ser útiles en este proceso…en fin, en esta segunda fase son aplicables las demás técnicas o enfoques.

Terapias de grupos / Grupos de autoayuda-Apoyo social

Tratamiento farmacológico
La farmacoterapia como única estrategia de intervención no es suficiente para provocar la desaparición del malestar.  Su función es que facilite el proceso terapéutico y genere las condiciones para optimizar su efectividad.

 

2) Aquellas que provocan un cambio profundo y radical:

Terapias Psicodinámicas
El terapeuta psicodinámico pretende un cambio de largo alcance, generado a través de la relación terapéutica observada y analizada en el proceso de cura. (Ir a escuelas psicológicas). El estrés producido por factores internos o externos (ej.: un accidente), está íntimamente relacionado  con conflictos internos que llevan a la persona a vivir de modos “estresantes”. Entre estas terapias cabe destacar el Psicoanálisis y las Constelaciones familiares. El fundamento de estos procesos es que vivimos en una realidad psíquica que está determinada por una serie de vivencias, experiencias que nos suele impedir contactarnos con la realidad en sí misma, dejándonos fijados, detenidos en el pasado, en un tiempo-atemporal interno.

Trabajar sobre la representación de sí mismo que tiene la persona, que suele haberse  detenido en un momento evolutivo anterior o haberse cristalizado luego de una experiencia traumática previa (por ejemplo: una situación en la que se sintió plenamente impotente). Esta representación de sí mismo “desactualizada” suele provocar la emergencia de conflictos vinculares que parecen insolubles. El discurso de los padres habitualmente tiene fuerte influencia en este tipo de cuadros.

Se apunta a descubrir  el lugar familiar y las funciones realizadas en su sistema familiar que probablemente ya no se correspondan con sus necesidades o crecimiento actuales. Junto a este descubrimiento, se estimula el fortalecimiento de los lazos familiares y se estimula en determinados casos “el estar acompañado”.

 

Dentro de este marco teórico, es efectivo trabajar con técnicas psicodramáticas (técnicas expresivas representacionales con base psicoanalítica).

Terapias de grupo / Grupos de autoayuda-Apoyo social
Compartir las experiencias y afrontar la ira, ansiedad y la culpa, permite afrontar de forma eficaz el cuadro de estrés, sus recuerdos, sus emociones.
La terapia grupal pretende alcanzar determinados objetivos  terapéuticos:
-Estabilizar las reacciones
-Aprender estrategias de afrontamiento y manejo del estrés.

Constelaciones familiares, abordajes sistémicos:

Abordaje familiar (terapias sistémicas): es importante ubicar la forma en que se desarrolló en el seno familiar, y la función que cumple en este sistema.

Apuntar a descubrir  su lugar familiar y las funciones realizadas en su sistema familiar que probablemente ya no se correspondan con sus necesidades o crecimiento. Junto a este descubrimiento, se estimula el fortalecimiento de los lazos familiares y se estimula en determinados casos “el estar acompañado”.

Técnicas de respiración y relajación, acupuntura.

 

3) Terapias Alternativas, Holísticas y Naturales

-Acupuntura. Excelente técnica milenaria, basada en el uso de agujas para prevenir y tratar las enfermedades.
-Aromaterapia. Sistema de masajes a través de aceites naturales.
-Ejercicio físico.
EMDR (Eye Movement Desensitization and Reprocessing): combina técnicas de la terapia de exposición, cognitivo-conductual y determinados patrones de movimiento ocular y sonidos que alteran el foco de atención, lo cual facilita, el acceso y elaboración de los recuerdos traumáticos.
-Herboterapia.
-Homeopatía. Usa remedios preparados con sustancias presentes en la naturaleza, estimulando la natural tendencia del cuerpo a curarse por sí mismo. Utiliza dosis muy pequeñas de sustancias que en dosis masivas producen efectos similares a aquellos producidos por la enfermedad: el principio es similar al de una vacuna.
-Masaje.
-Medicina holística. El objetivo es tratar a la persona en su “globalidad”.
-Programación Neurolingüística
 técnicas de carácter imaginativo/encubierto.
-Reflexología. Tipo de masaje, focalizado en “desbloquear” las 7.500 terminaciones nerviosas concentradas en los pies, con el objetivo de estimular el potencial curativo propio del cuerpo.
-Remedios florales de Bach. Se preparan con flores, hierbas, arbustos y árboles. Suelen utilizarse para “modificar” el humor del individuo.
-Shiatsu: basado en el masaje, pretende corregir el “flujo de la energía”. En japonés, “shiatsu” significa «presión con los dedos». Es una presión que sustituye a las agujas de acupuntura.
-Tai chi. Basado en un movimiento físico suave, que permite al individuo canalizar su energía, su fuerza, atención y desarrollar su capacidad de concentración.
-Yoga. Antiguo sistema de posturas corporales, técnicas de respiración y  meditación.

-Técnicas Bioenergéticas (ejercicios de respiración y otros).

¿Estás listo para cambiar tus maneras de pensar y sentir que te llevan a la angustia?

Les cuento una historia de un tratamiento grupal:

Una monja se quejaba de que “no se sentía apoyada por su superiora”. El terapeuta le preguntó ¿Qué significa eso?. – Bueno… que nunca se acerca al noviciado que tengo a cargo. – Muy bien, hagamos una representación: imagina que yo sé exactamente la opinión que tiene de vos la superiora y te digo: “la razón por la cual no voy a verla es porque su desempeño es excelente y no necesita de mi supervisión”. ¿Cómo se siente ahora? – Me siento muy bien. – Ahora tenga la bondad de salir de la habitación unos segundos. Cuando salió le dije al resto del grupo: – Todavía soy la superiora provincial…. Ella es la peor directora de novicias…. No voy porque no soporto lo que hace… En un año la reemplazo. Luego el terapeuta hizo entrar a la monja y le pregunto ¿Todavía te sientes bien? Oh sí.

El hecho es que la mayor parte de lo que sentimos y pensamos lo provocamos nosotros mismos… Incluso eso de que los demás nos ayudan. En vez de pensar “estaba equivocado”, pensamos “como me fallaste”. Sacrificamos nuestro lugar en el mundo parar agradar a alguien o a todos, “aunque nos cueste la vida”… y de pronto estallamos en un ataque, en una angustia profunda.

Tener un ataque de pánico, estar invadido por angustias o sensaciones de crisis,  es como hacer pasar una corriente eléctrica demasiado alta para la instalación hecha. ¿Qué significa? Que la vida nos está exigiendo en una intensidad para la cual no estamos preparados. Si no estamos preparados es porque estamos perdiendo el tiempo esperando que los demás nos den lo que no tienen para dar.

Sensaciones temidas en una crisis, la angustia, y su explicación real

La muerte puede consistir en ir perdiendo la costumbre de vivir.

 

– MAREOS: Producido por la tensión de cervicales que disminuye el aporte de sangre bien oxigenada al cerebro.

– SENSACIÓN DE FALTA DE AIRE: Producida por el aumento de oxígeno en la sangre causada por la hiperventilación.

– TAQUICARDIA, PALPITACIONES: Cuando percibimos un peligro, real o imaginario, el corazón responde de esta manera.

– HORMIGUEO EN LAS MANOS O BOCA, PÉRDIDA DE SENSIBILIDAD, PALIDEZ: Los mecanismos fisiológicos para mejorar la respuesta del organismo ante una situación de peligro, hace que la afluencia de sangre sea mayor en los lugares donde puede ser más necesaria, dejando al resto del cuerpo con una deficiente irrigación.

– OPRESIÓN, DOLOR O PINCHAZOS EN EL PECHO. DOLOR EN BRAZO IZQUIERDO: Producida por la tensión de los músculos intercostales provocada por la hiperventilación o por mantener los pulmones demasiado llenos.  También pueden ser provocados por contracturas  cervicales o dorsales que transmiten  el dolor a esas zonas.

– PERCIBIR LAS COSAS DE FORMA EXTRAÑA: Disminución de oxígeno en determinadas zonas del cerebro por la hiperventilación.

– TEMBLOR, PINCHAZOS, PARESTESIAS: Provocadas por tensión muscular excesiva.
– OLEADAS DE CALOR O ESCALOFRIOS: Cambios naturales en el cuerpo, efectos del cuadro fisiológico.

– BOCA SECA: suele estar vinculada a la hiperventilación

– Otras sensaciones: nauseas, desvanecimiento, despersonalización, sensación de irrealidad o como si se estuviera fuera de la situación, sensación de perder el control o volverse loco, miedos a enfermedades orgánicas (en particular a sufrir un infarto o a morir)

MIEDO AL MIEDO

El paciente se autoobserva  y detecta cambios mínimos producidos en su actividad fisiológica, interpretándolos como algo peligroso (un infarto, locura, perder el control…), iniciándose así el círculo de la angustia, crisis y ataque de panico.

En la agorafobia, este miedo al miedo impide la exposición y fomenta la evitación de situaciones.
La ansiedad no aparece solamente al exponerse a las situaciones evitadas o temidas, sino, y sobre todo,  al anticipar éstas. Sólo al pensar que debe ir a un sitio determinado, el paciente empieza a sentir las sensaciones temidas,  las  interpreta como que puede ocurrirle algo “peor”, y decide evitar la situación para evitar  “lo peor” …un círculo vicioso que cada vez lo debilita más.

Tests sobre la angustia y la crisis de panico

Saber que no se sabe, eso es humildad. Pensar que

uno sabe lo que no sabe, eso es enfermedad.

 

Test de angustia:

Cuente las respuestas afirmativas:

  1. ¿Le disgusta la soledad?
  2. ¿Teme estar solo o sola?
  3. ¿Tiene problemas para dormir?
  4. ¿Le asusta la idea de quedarse atrapado/a en un ascensor?
  5. ¿Le asusta la oscuridad?
  6. ¿Le sobresaltan los ruidos, como el timbre del teléfono?
  7. ¿Piensa al acostarse que quizá no despierte jamás?
  8. ¿Teme que le roben, o le estafen, o entren ladrones en su casa durante su ausencia…?
  9. ¿Tiene miedo de  viajar en avión?
  10. ¿Tiene continuamente miedo de quedarse sin empleo?
  11. ¿Le asusta la idea de pedir aumento de sueldo?
  12. ¿Piensa que algo malo podría pasar o que cuando algún ser querido no llega en hora, algo malo le pudo haber pasado?
  13. ¿Llama usted al médico al menor síntoma?
  14. ¿Se abstiene de entrar en un local público si le parece que hay “demasiada” gente en él?
  15. ¿Se sobresalta cuando alguna persona que no conoce se dirige a usted en la calle?
  16. ¿Tiene  la impresión de que personas la tratan con dureza o agresión?
  17. ¿Prefiere que maneje el auto otra persona?
  18. ¿Necesita controlar lo que hacen los demás?
  19. ¿Ha descubierto en usted pensamientos obsesivos o repetitivos?
  20. ¿Teme no poder responder a la demanda de los demás?
Respuestas afirmativas EVALUACIÓN
0 Probablemente usted tenga dificultades para percibir sus emociones
1 a 4 O usted sabe preservarse  o se protege de sus propias emociones
5 a 10 Está usted en un punto de equilibrio emocional aceptable.
11 a 15 Usted se encuentra dentro de lo razonable
16 a 19 Probablemente sea  necesario un poco de ayuda directa y especializada…
20 Su caso requiere atención, cuanto antes mejor

Los resultados del test tienen un valor orientativo y no pueden reemplazar una valoración completa realizada por un psiquiatra o psicólogo en una entrevista clínica.

 

Test de Ataque de pánico

COMIENZA EL TEST:

A. ¿Padece usted de miedo, pánico, angustia o malestar intenso, de aparición temporal y aislada, que se inicia bruscamente y alcanza su máxima intensidad en los primeros 10 minutos?

SI    NO

B. ¿La crisis está acompañada de cuatro (o más) de los siguientes síntomas?

SI    NO

– Palpitaciones (percepción del latido cardíaco), sacudidas del corazón o aceleración de la frecuencia cardíaca.
– Sudoración
– Temblores o sacudidas musculares.
– Sensación de ahogo o falta de aliento/aire.
– Sensación de atragantamiento o nudo en la garganta
– Opresión en el pecho o malestar torácico.
– Nauseas (ganas de vomitar) o molestias abdominales.
– Inestabilidad, mareo o desmayo.
– Sensación de irrealidad o de estar separado de sí mismo.
– Miedo a perder el control o volverse loco.
– Miedo a morir.
– Hormigueos o sensación de entumecimiento en brazos o piernas.
– Escalofríos o sofocaciones.

C. Al menos una de las crisis de ha seguido durante 1 mes (o más) de uno (o más) de los siguientes síntomas:

SI    NO

– Inquietud o ansiedad persistente por la posibilidad de tener más crisis
– Preocupación por las implicaciones de la crisis o sus consecuencias (por ejemplo: perder el control, sufrir un infarto de miocardio o “volverse loco”).
– Cambio significativo en el comportamiento o conducta debido a las crisis

Respuesta  al TEST:

Si ha respondido que SI al criterio A, a por lo menos  3 de los ítems del criterio B y por lo menos a 1 ítem del criterio C, Usted cumple con los criterios clínicos de diagnóstico de Crisis de Pánico.
Es recomendable que asista a un psiquiatra o psicólogo para que le confirme el diagnóstico y evalúe la necesidad de un tratamiento.

 

Test de Ataque de pánico, angustia y agorafobia

Puntúe la intensidad de lo que vivió en la semana pasada.

  1. ¿Con qué frecuencia tuvo ataques?
    0. No he tenido ataques
    1. 1 ataque
    2. 2 o 3 ataques
    3. 4-6 ataques
    4. Más de 6 ataques
  2. ¿Cuál fue la intensidad de los ataques?
    0. No he tenido ataques
    1. Leves
    2. Moderados
    3. Graves
    4. Muy graves
  3. ¿Cuánto tiempo duraron los ataques?
    0. No he tenido ataques d
    1. Hasta 10 minutos
    2. Entre 10 minutos a una hora
    3. Entre 1 y 2 horas
    4. Más tiempo
  4. Los ataques, ¿fueron esperados (situaciones temidas) o inesperados?
    0. No he tenido ataques
    1. Inesperados
    1. Más inesperados que esperados
    2. De ambos tipos
    3. Más esperados que inesperados
    4. Más de 2 horas
  5. En el transcurso de los últimos 7 días ¿evitó determinadas situaciones por miedo a tener un ataque de pánico, angustia o una sensación de incomodidad?
    0. No evite nada
    1. Evitación infrecuente
    2. Evitación ocasional
    3. Evitación frecuente
    4. Evitación muy frecuente de situaciones a las cuales se les teme
  6. Por favor, marque las situaciones que evita o en las cuales se producen ataques de pánico, angustia o una sensación de incomodidad:
    Aviones y sitios en las alturas.
    Autobuses, trenes.
    Teatros, cines.
    Haciendo cola, quedarse en casa solo.
    Fiestas o reuniones sociales.
    Restaurantes.
    Sitios cerrados.
    Aulas, auditorios, estadios.
    Conduciendo o yendo en coche, multitudes.
    Grandes habitaciones (vestíbulos), espacios amplios o  museos.
    Caminando por la calle.
    Ascensores.
    Otras.
  7. Ninguna (o sin agorafobia)
    1. 1 situación
    2. 2 a 3 situaciones
    3. 4 a  8 situaciones
    4. Ocurre en más situaciones
  8. ¿Qué grado de importancia personal tenían las situaciones que fueron evitadas?
    0. No eran importantes (o sin agorafobia)
    1. No tanto
    2. Bastante importantes
    3. Importantes
    4. Muy importantes
  9. ¿Tuvo temor a tener un ataque de pánico o fenómenos de angustia, en los últimos siete días?
    0. No
    1. Es infrecuente
    2. A veces
    3. Con frecuencia
    4. Tengo un temor constante
  10. ¿Qué intensidad tenía ese «temor de tener miedo»?
    0. Ninguna
    1. Leve
    2. Moderada
    3. Importante
    4. Muy importante
  11. ¿sus ataques o agorafobia le causaron restricciones o conflictos en sus relaciones familiares (con su pareja, los niños)?
    0. No
    1. Deterioro leve
    2. Moderado
    3. Marcado
    4. Graves efectos
  12. ¿sus ataques o agorafobia le causaron restricciones o conflictos en su vida social y actividades de ocio (p. ej., no ir al cine o un lugar público?
    0. No
    1. Deterioro leve
    2. Moderado
    3. Marcado
    4. Deterioro extremo
  13. ¿sus ataques de pánico, angustia o agorafobia le causaron restricciones o problemas en sus responsabilidades en el trabajo? (recuerde que las preguntas siempre son referidas a los últimos siete días)
    0. No
    1. Deterioro leve
    2. Moderado
    3. Marcado
    4. Deterioro extremo
  14. ¿se preocupó por sufrir algún daño por sus síntomas de ansiedad?
    0. No
    1. Pocas veces
    2. Algunas veces
    3. Si
    4. Absolutamente si
  15. ¿Cree que, en realidad, detrás de sus sensaciones existe una causa somática (física, corporal) que todavía no había sido descubierta?… ¿por lo tanto que el medico está equivocado?
    0. No
    1. Me quedan algunas dudas
    2. Muchas dudas
    3. Tengo dudas, pero creo que es un problema físico y el médico puede estar equivocado
    4. Tengo la certeza de que lo que me pasa es un problema orgánico

SOLUCIONES AL TEST:

Puntuación total menor a 14 puntos: Ausencia de ataques de ansiedad o ataques de ansiedad leves.  Si está preocupado/a, le aconsejamos consulte a un psiquíatra o psicólogo sobre los mismos.

Puntuación total de 14 a 28 puntos: Ataques de ansiedad moderados.  Tenga en cuenta que los ataques de ansiedad son muy frecuentes y afectan a la mayor parte de las personas en algún momento de su  vida. Es aconsejable que consulte a un psiquíatra o psicólogo para poder comprender lo que le sucede y poder dejar atrás estos estados

Puntuación total de 28-42 puntos: Ataques de ansiedad frecuentes con posible agorafobia en su fase inicial.  Es muy importante que no se rinda y siga buscando soluciones, dado que es una problemática que tiene solución. Intente buscar un apoyo en un especialista en salud mental, psiquiatra o psicólogo.

Puntuación total de 42-56 puntos: Ataques de ansiedad severos con agorafobia. Se puede solucionar con un tratamiento específico.

Los resultados del test tienen un valor orientativo y no pueden reemplazar una valoración completa realizada por un psiquiatra o psicólogo en una entrevista clínica.

 

 

Pacientes atendidos

Años de Antigüedad de la Institucion

Años de Experiencia minima de los Profesionales

%

Pacientes que acordaron un precio personalizado

Consulte con un profesional con Experiencia. Ayuda psicologica y Ayuda Online

Escuchese a si mismo para ver que necesita realmente en su vida y asi sentirse "en casa".
Contacto

Objetivo de los tratamientos Psicológicos

Se trata de vivenciar una nueva sintesis del propio ser que permita liviana y arraigadamente vivir en el aqui y ahora, disponible para lo inmediato, fuente de la verdadera felicidad.

Objetivos: 

1. Aliviar el malestar y generar las condiciones optimas para que cada cual encuentre por sí mismo el camino que permita dar verdaderas respuestas a su malestar. Procurarle al paciente los medios para descubrir sus dificultades y desarrollar sus capacidades creadoras y sociales.

2. Promover el reconocimiento de los integrantes del grupo familiar, su aceptación y asimilación, y la diferenciación de los mismos.

3. Ofrecer un tratamiento innovador y personalizado.

4. Procurar un tratamiento interdisciplinario. 

5. Promover el desarrollo de la resilencia (capacidad de las personas de afrontar situaciones adversas, resolverlas e incluso, salir fortalecidos de las mismas).

Habitualmente, concretar un primer encuentro, suele generar ansiedades. Es util saber que estas emociones suelen desaparecer rapidamente.  Es importante que se sienta comodo, a gusto con el profesional. 

Libro: "El arte de existir com-pasion"

Sexo y amor: Tao del amor, técnicas milenarias. Que es el Amor. Encuentra felicidad, alegría y dicha a través del desarrollo de tu capacidad de amar y producir. Soluciones Tecnicas para distintas problematicas sexuales.

Integración del Tao, el psicoanalisis y el Zen.

¿Que es el amor?

Contáctanos.

Compartir en:
Copyright ® 2020-

siriuspuromarketing.com- Todos los derechos reservados.