Tratamientos: Entrevista psicologica.

Entrevista psicologica: Asistencia Integral.

Entrevista Clinica.

Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes.

Contáctenos

Acceda al Tratamiento Necesario con 

Psicólogos experimentados.

Entrevista Clinica Psicologica.

  • Psicólogos con Amplia Experiencia comprobable.
  • Honorarios Personalizados.
  • Sin límites de sesiones.
  • Obras Sociales, prepagas, y planes de reintegro.
  • Atención Inmediata en su Zona (Capital Federal y Gran Buenos Aires).

Entrevista Terapeutica Psicologica: artículos de Interes.

Leer
Definición de Entrevista psicologica

La entrevista psicológica es una técnica fundamental del método clínico y es un procedimiento de investigación científica en la psicología. La entrevista implica el encuentro entre dos individuos en donde se producen interacciones verbales y no verbales. Comunicar es un intento de generar “comunidad” con nuestro interlocutor. Un axhioma de la teoría de la comunicación es: “no es posible no comunicarse”, axhioma que resalta la naturaleza social del género humano. Esta naturaleza es la que se busca alimentar y enriquecer en la entrevista.  En este proceso,  la palabra juega un rol de enorme gravitación, pero interviene también activamente la comunicación preverbal como los gestos, actitudes, timbre, y tonalidad afectiva de la voz, modos de hablar,  etc.

Ansiedad en la Entrevista Psicologica.

Tanto el entrevistado y como el entrevistador se encuentran ante una situación desconocida, entre personas desconocidas, para hablar de cosas en gran parte desconocidas. Esta situación genera naturalmente ansiedad.

A esta situación debe agregarsele que la personas que consulta viene con temas “que lo ponen ansioso” o “lo desbordan”. Fácilmente el  entrevistado puede asumir una actitud defensiva o evitativa ante esta situación,  evitando realizar la consulta que necesita;  o hacerle perder “el foco” de para qué hacer terapia ; o hacerle difícil discriminar cuándo pedir ayuda.  Posiblemente ayude a permitirse realizar una entrevista saber cómo escoger un terapeuta. Estas ansiedades desaparecen en los primeros minutos de la entrevista.

El entrevistado, en la entrevista psicologica.

Para que una persona asista a una entrevista, debe haber vivenciado una cierta percepción de que algo no está bien, o se percibe a sí mismo, con ansiedad,  temores o molestias corporales. Aquel que no tiene motivos para pedir una entrevista psicológica,  pero viene porque es  mandado por alguien, suele no tener la motivación suficiente para realmente hacer terapia.

El que viene a la consulta es siempre un emergente de los conflictos grupales de la familia. El emergente es la persona del sistema familiar que es más sensible a una disfunción en dicho sistema.

¿Te gustaría saber cuál es el mejor tratamiento para vos? Cómo escoger a un psicólogo.

En vez de alfombrar el mundo entero para no tropezar, ponte zapatos cómodos.

Es fundamental congeniar, tener afinidad con la persona del terapeuta, sentir que se tiene “feeling” con él. Las investigaciones demuestran que la calidad de la relación terapéutica es más importante que el enfoque teórico y técnico que utilice el profesional. Por ello, en el Centro Anteroos le brindamos la posibilidad, si es su intención de tener una entrevista con más de un psicólogo hasta encontrar el profesional con el cual se sienta a gusto.
Es importante que el profesional que lo asista tenga una buena formación. No dude si lo considera necesario, pedir su CV.

¿Cuál es el mejor marco teórico para tratarse? ¿Psicoanálisis, Cognitivismo, Gestalt, Sistémica, Constelaciones familiares? La respuesta puede parecer compleja, sin embargo, es simple. Por un lado, lo dicho en el párrafo anterior: “lo importante es la calidad de la relación terapéutica”. Por el otro, un tratamiento psicológico adecuadamente llevado, permite ubicar la situación subjetiva en la cual la persona quedo detenida en su interior, que no le permite vivir su presente, que no le permite ser. Por ejemplo: una experiencia traumática, la pérdida de un familiar, un lugar humano dado por su familia de origen, etc. Un ser humano tiene mínimo dos situaciones paralizantes en su psiquismo, quizás alguna más. Mientras esas situaciones no se concienticen, el cambio no es realmente posible… los cambios van a ser solo superficiales, cosméticos. Los marcos teóricos que permiten ubicar claramente estas situaciones del pasado que inhiben son el Psicoanálisis y las Constelaciones Familiares. Esta última en verdad no es un tratamiento, sino una técnica; es decir, su aplicación necesita que la persona se encuentre en un tratamiento psicológico en donde el profesional esté abierto a este método de trabajo. Sin embargo, a veces, cuando las inhibiciones son altas, puede ser recomendable trabajar desde lo Sistémico, la Gestalt o el Cognitivismo.

Una referencia para saber si el proceso terapéutico es adecuado es responder una serie de preguntas: ¿Quién es el protagonista?….es usted, no puede ser de otro modo. Esto significa que las soluciones surgen de usted. ¿Se ha podido generar una pregunta en relación a mi situación, comportamiento o ser? Otra: ¿Algo me sorprendió en el proceso terapéutico, o me llamo la atención?…si no hay “atención”, se dificulta el realizar el proceso necesario. ¿Ha podido observar un comportamiento o situación en usted que se repite?
Tenga en cuenta que puede realizar varias entrevistas con el profesional antes de decidirse. Ahora bien, una vez realizada la elección, no es recomendable dejar el tratamiento al encontrarse con situaciones conflictivas en el tratamiento. Para ello, es preferible que usted establezca plazos de tiempos que cuando finalicen, usted redecidirá si prosigue o no.

Si usted no se siente satisfecho, cree que ha pasado tiempo y no alcanzó las metas que se había propuesto, si tuvo un entredicho o desencuentro, no dude en conversarlo con su terapeuta. Por último, recuerde que un tratamiento psicoterapéutico dista mucho de ser una solución mágica: requiere de voluntad, tener afinidad con el profesional,  esfuerzo para lograr cambios y saber que se “revivirán” ciertas situaciones dolorosas.

No tiene que ver con un buen desempeño profesional,  ninguna de estas actitudes: mandar, manipular, moralizar , consolar, chantajear, culpar, aconsejar soluciones, amenazar , juzgar , ridiculizar , insultar , catalogar o alabar comportamientos; hablar de “problemas” difíciles,  que le llevará mucho tiempo de trabajo  solucionar; cuando la terapia no funciona,  afirma que “usted se resiste”. Una buena terapia lleva su tiempo, sin embargo, las diferencias se perciben desde el inicio mismo. Sin embargo, nunca esas diferencias son las que imaginábamos.
Escuchar empáticamente, es uno de los secretos de un buen proceso psicoterapéutico. Escuchar, para que tanto el consultante como el profesional posen “la mirada” donde algo puede estar provocando malestar.

Un buen terapeuta, hace que se potencie y utilice los propios recursos del consultante, que usted se sienta responsable de sus cambios, se pregunte cómo y qué y no solo por qué.

¿Cuándo es recomendable consultar a un psicólogo, pedir ayuda?

Si crees que puedes solo, has fracasado antes de empezar.

– Cuando se piensa que el propio malestar se debe únicamente  a un desorden físico o a uno social (desempleo, discriminación)

 Cuando el grado de malestar y duración de los síntomas se vuelve “molesto” o “insoportable”

 Cuando se tiene la sensación de que mediante acciones voluntarias y conscientes es imposible evitar el sufrimiento. 
– Cuando usted se siente vulnerable para enfrentar ciertas dificultades o problemáticas.

– Cuando usted se siente demasiado exigido y tiene la sensación de que no posee las fuerzas para afrontarlo solo, a pesar de que piense que “usted debería solo”

– Cuando a usted, ante determinado problema, no se le ocurre una alternativa nueva de respuesta, distinta a las que ya ha intentado y no puede solucionarlo.

– Cuando su problemática está afectando su desempeño laboral, quitando calidad a su sueño o impidiendo seguir vinculándose con sus allegados o amigos.

– Cuando su estado de ánimo “negativo” se vuelve persistente y algo con lo cual usted “no puede hacer nada”.

En fin, prácticamente todos vivimos puntualmente alguno de estos síntomas, sin embargo el grado de malestar y su duración debe movernos a hacer algo por ayudarnos.

Comparta  lo que le ocurre con una persona de confianza y pregúntele lo que usted desee: por ejemplo, si ha notado un cambio en su conducta o estado de ánimo, como lo ve, cuéntele algo de lo que le sucede. Comparta su duda de si hacer terapia o no, teniendo presente que esta decisión, solo puede ser tomada por usted. Otras referencias que indican la necesidad de hacer una consulta son:

Intensos sentimientos de culpa

Pensamientos de suicidio no se trata del deseo pasivo de “estar muerto”, sino del “querer matarse”.

Desesperación extrema…”la vida se ha terminado para mí”.

Inquietud o depresión prolongadas, la sensación de estar “atrapado” o, la sensación de estar bloqueado, inhibido, anulado.

Síntomas físicos

Ira incontrolada, que hace que nuestros amigos y seres queridos se distancien

Dificultades laborales continuadas o para realizar las tareas necesarias para la vida cotidiana.

Abuso de sustancias

 

Consulte con un profesional con Experiencia. Entrevista Psicologo.

Escuchese a si mismo para ver que necesita realmente en su vida y asi sentirse "en casa".
Contacto

Objetivo de los tratamientos Psicológicos

Se trata de vivenciar una nueva sintesis del propio ser que permita liviana y arraigadamente vivir en el aqui y ahora, disponible para lo inmediato, fuente de la verdadera felicidad.

Objetivos: 

1. Aliviar el malestar y generar las condiciones optimas para que cada cual encuentre por sí mismo el camino que permita dar verdaderas respuestas a su malestar. Procurarle al paciente los medios para descubrir sus dificultades y desarrollar sus capacidades creadoras y sociales.

2. Promover el reconocimiento de los integrantes del grupo familiar, su aceptación y asimilación, y la diferenciación de los mismos.

3. Ofrecer un tratamiento innovador y personalizado.

4. Procurar un tratamiento interdisciplinario. 

5. Promover el desarrollo de la resilencia (capacidad de las personas de afrontar situaciones adversas, resolverlas e incluso, salir fortalecidos de las mismas).

Habitualmente, concretar un primer encuentro, suele generar ansiedades. Es util saber que estas emociones suelen desaparecer rapidamente.  Es importante que se sienta comodo, a gusto con el profesional. 

Compartir en:
Copyright ® 2020-

siriuspuromarketing.com- Todos los derechos reservados.