Tratamiento psicologico para la Baja Autoestima

centro donde encontrar psicologos, psicologas, psiquiatras, y medicos para la atencion de problematicas de sufrimiento humano

Asistencia psicologica y psiquiatrica

para la Baja Autoestima.

Como elevar la autoestima.

La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?. 

Contáctenos

Acceda al Tratamiento Necesario con 

Psicólogos experimentados.

Como subir el autoestima. 

  • Psicólogos con Amplia Experiencia comprobable.
  • Honorarios Personalizados.
  • Sin límites de sesiones.
  • Obras Sociales, prepagas, y planes de reintegro.
  • Atención Inmediata en su Zona (Capital Federal y Gran Buenos Aires).

Cómo Mejorar la Autoestima: artículos de Interes.

Leer

Como curar la Baja Autoestima: Superar la Baja Autoestima

1- ¿Cómo hacer para mejorar la autoestima?Definición.

Aquel que pregunta es un tonto por cinco minutos, pero el que

 no pregunta permanece tonto por siempre.

 

La autoestima es el estado emocional y opinión  personal que las personas tienen de sí mismas. 
Es el sentimiento valorativo de nuestro ser, del conjunto de rasgos corporales y psíquicos que determinan las características de nuestro ser. Sin embargo, puede no tener relación dicho estado profundo con los dichos de la persona sobre sí misma. Tiene que ver con el amor que nos tenemos a nosotros mismos. 

Este estado emocional está determinado por varios factores:

  • Las características de los vínculos con nuestros propios padres y entre ellos.
  • Con las características de los vínculos con nuestra pareja
  • con los logros obtenidos en las distintas facetas de la vida.
  • La facilidad o no para comunicarse.

Las características de adecuadas de este vínculo con los padres pueden ser leídas en el artículo ¿Qué necesita un niño para crecer saludablemente? (en el apartado de “psicología infantil”). Ahora bien, en la adolescencia se produce otro momento en el cual se redefinen estos vínculos. En el artículo ¿Qué necesita un adolescente de sus padres? (en la sección de “Terapia adolescentes”) se ubican las necesidades en este periodo de crecimiento.

Una aclaración en relación a los logros: si bien los logros influyen en la autoestima, habitualmente la autoestima determina los logros alcanzados; es decir, PORQUE SOY, LOGRO, no, PORQUE LOGRO SOY.

Los sentimientos más profundos de tristeza, enojo, dolor, con el tiempo son dirigidos hacia nosotros mismos, dando lugar a fenómenos de baja estima o depresión.

Por ejemplo: si para mí, no digiero a mi madre, y mi padre para mí es un desconocido, probablemente, yo no me acepte a mí mismo y no me reconozca en las cosas que hago (incluso en mi imagen).

¿Cuál es el mejor tratamiento para vos?

La indiferencia ante la muerte se nutre de su indiferencia ante la vida

 

El mejor tratamiento para vos depende de que quieras lograr… Una reducción de los síntomas o un cambio interno más radical y por ende, más duradero que te contactará con maneras de pensar y sentir distintas que surgirán espontáneamente de vos. Reconociendo la multidimensionalidad del malestar, es aconsejable en la mayoría de las ocasiones optar por un enfoque ecléctico, es decir, integrador, adaptado a las características particulares de la persona que consulta y sus circunstancias.  

De esta manera, los procesos terapéuticos se pueden dividir entre aquellos que permiten reducir la sintomatología, de aquellos que generan un cambio interior. Por otro lado, se cuentan aquellas prácticas que son herramientas (terapias alternativas u holísticas), que pueden ser usadas de cualquiera de las dos maneras antedichas.

Ubicar las causas de la angustia, por un lado,  y la  reacción interna ante la angustia, son dos direcciones del trabajo terapéutico en los trastornos de pánico… Se trata de elaborar los conflictos intrapsíquicos e interpersonales, los eventos traumáticos, los fenómenos de déficit, los rasgos caracterológicos. 

Otro de los propósitos del proceso terapéutico, es el desarrollo de recursos para enfrentar la angustia: por ejemplo, la potenciación del sentimiento de previsibilidad, la elaboración de la angustia favoreciendo su reducción gradual. 

Apuntar a descubrir  su lugar familiar y las funciones realizadas en su sistema familiar que probablemente ya no se correspondan con sus necesidades o crecimiento. Junto a este descubrimiento, se estimula el fortalecimiento de los lazos familiares y se estimula en determinados casos “el estar acompañado”.

Es de vital importancia alimentarse adecuadamente cuando se presentan alguno de estos cuadros:
Tomar calcio, proteínas (quelata), malato de citrulina (2 gr dos veces por día), magnesio, vitamina B1 (tiamina, 100 mg/día), vitamina B3, vitamina B6 (piridoxina, 20 a 30 mg dos veces por día), L-tirosina (si no se padece  hipertensión). 

Vitamina C: 

Su falta conduce a una sensación de fatiga, cansancio y hasta cierto sentimiento de tristeza.

Tipos de procesos terapéuticos:

1) Aquellas que reducen la sintomatología: las técnicas de respiración y relajación; las técnicas cognitivo-conductuales, como ser la aserción encubierta ( aprender a detener el pensamiento y sustituirlo por otro más constructivo); la desensibilización encubierta ( aprender a relajarse mientras se imagina escenas que van provocando mayor ansiedad), la inoculación al estrés (desarrollar nuevas formas de reacción más allá del miedo y la ira); las técnicas de autocontrol (que suponen el entrenamiento para regular sus conductas, dirigiendo sus esfuerzos a regular y/o modificar su propio entorno. Aparte, la estimulación eléctrica, la acupuntura o la audioanalgesia son técnicas alternativas para hacer frente al estrés.

Desde una perspectiva médica, el tratamiento del estrés consiste en la prescripción de tranquilizantes o ansiolíticos (benzodiacepinas), que incide directamente en las respuestas fisiológicas de este cuadro.

Terapia Cognitivo-Conductual 
Se centra en la modificación de patrones de pensamiento y de conducta junto con el desarrollo junto con el profesional de diversas estrategias de afrontamiento, manejo de la ansiedad o inoculación de estrés. 
A continuación se presentan las técnicas de intervención potencialmente útiles: 
-Técnicas de relajación / control activación emocional 
-La relajación progresiva
– entrenamiento autógeno 
-meditación 
-Técnicas de respiración, de biofeedback, de imaginación (visualizaciones), de auto hipnosis
  
-Desensibilización sistematizada 
-Técnicas de exposición e inundación 
-Técnicas operantes 
– Técnicas operantes para desarrollar y mantener conductas  
-Técnicas para reducir y eliminar conductas  
-Sistemas de Organización de Contingencias   
-Técnicas de condicionamiento encubierto 
-Técnicas de autocontrol 
-Técnicas de programación conductual 
-Técnicas facilitar cambio de conducta 
-Autoobservación 
-Autorregistro 
-Tareas terapéuticas entre sesiones 
  
-Técnicas de reestructuración cognitiva   
-Técnicas de habilidades de enfrentamiento 
-inoculación de estrés
-entrenamiento manejo de ansiedad 
-Técnicas de resolución de problemas 

Hipnosis Clínica 
La hipnosis puede ser eficaz para estabilizar al paciente, brindándole estrategias de autocontrol y manejo del estrés .En una segunda fase, técnicas imaginativas, proyectivas, de afrontamiento y de reestructuración cognitiva pueden ser útiles en este proceso…en fin, en esta segunda fase son aplicables las demás técnicas o enfoques.

Terapias de grupos / Grupos de autoayuda-Apoyo social 
  
Tratamiento farmacológico 
La farmacoterapia como única estrategia de intervención no es suficiente para provocar la desaparición del malestar.  Su función es que facilite el proceso terapéutico y genere las condiciones para optimizar su efectividad.

 

2) Aquellas que provocan un cambio profundo y radical:

Terapias Psicodinámicas 
El terapeuta psicodinámico pretende un cambio de largo alcance, generado a través de la relación terapéutica observada y analizada en el proceso de cura. (Ir a escuelas psicológicas). El estrés producido por factores internos o externos (ej.: un accidente), está íntimamente relacionado  con conflictos internos que llevan a la persona a vivir de modos “estresantes”. Entre estas terapias cabe destacar el Psicoanálisis y las Constelaciones familiares. El fundamento de estos procesos es que vivimos en una realidad psíquica que está determinada por una serie de vivencias, experiencias que nos suele impedir contactarnos con la realidad en sí misma, dejándonos fijados, detenidos en el pasado, en un tiempo-atemporal interno.

Trabajar sobre la representación de sí mismo que tiene la persona, que suele haberse  detenido en un momento evolutivo anterior o haberse cristalizado luego de una experiencia traumática previa (por ejemplo: una situación en la que se sintió plenamente impotente). Esta representación de sí mismo “desactualizada” suele provocar la emergencia de conflictos vinculares que parecen insolubles. El discurso de los padres habitualmente tiene fuerte influencia en este tipo de cuadros.

Se apunta a descubrir  el lugar familiar y las funciones realizadas en su sistema familiar que probablemente ya no se correspondan con sus necesidades o crecimiento actuales. Junto a este descubrimiento, se estimula el fortalecimiento de los lazos familiares y se estimula en determinados casos “el estar acompañado”.

 

Dentro de este marco teórico, es efectivo trabajar con técnicas psicodramáticas (técnicas expresivas representacionales con base psicoanalítica).

Terapias de grupo / Grupos de autoayuda-Apoyo social 
Compartir las experiencias y afrontar la ira, ansiedad y la culpa, permite afrontar de forma eficaz el cuadro de estrés, sus recuerdos, sus emociones.
La terapia grupal pretende alcanzar determinados objetivos  terapéuticos: 
-Estabilizar las reacciones 
-Aprender estrategias de afrontamiento y manejo del estrés. 

Constelaciones familiares, abordajes sistémicos:

Abordaje familiar (terapias sistémicas): es importante ubicar la forma en que se desarrolló en el seno familiar, y la función que cumple en este sistema.

Apuntar a descubrir  su lugar familiar y las funciones realizadas en su sistema familiar que probablemente ya no se correspondan con sus necesidades o crecimiento. Junto a este descubrimiento, se estimula el fortalecimiento de los lazos familiares y se estimula en determinados casos “el estar acompañado”.

Técnicas de respiración y relajación, acupuntura.

 

3) Terapias Alternativas, Holísticas y Naturales
 
-Acupuntura. Excelente técnica milenaria, basada en el uso de agujas para prevenir y tratar las enfermedades.
-Aromaterapia. Sistema de masajes a través de aceites naturales. 
-Ejercicio físico.
EMDR (Eye Movement Desensitization and Reprocessing): combina técnicas de la terapia de exposición, cognitivo-conductual y determinados patrones de movimiento ocular y sonidos que alteran el foco de atención, lo cual facilita, el acceso y elaboración de los recuerdos traumáticos. 
-Herboterapia.
-Homeopatía. Usa remedios preparados con sustancias presentes en la naturaleza, estimulando la natural tendencia del cuerpo a curarse por sí mismo. Utiliza dosis muy pequeñas de sustancias que en dosis masivas producen efectos similares a aquellos producidos por la enfermedad: el principio es similar al de una vacuna.
-Masaje.
-Medicina holística. El objetivo es tratar a la persona en su “globalidad”.                            
-Programación Neurolingüística
 técnicas de carácter imaginativo/encubierto. 
-Reflexología. Tipo de masaje, focalizado en “desbloquear” las 7.500 terminaciones nerviosas concentradas en los pies, con el objetivo de estimular el potencial curativo propio del cuerpo.    
-Remedios florales de Bach. Se preparan con flores, hierbas, arbustos y árboles. Suelen utilizarse para “modificar” el humor del individuo.
-Shiatsu: basado en el masaje, pretende corregir el “flujo de la energía”. En japonés, “shiatsu” significa «presión con los dedos». Es una presión que sustituye a las agujas de acupuntura.
-Tai chi. Basado en un movimiento físico suave, que permite al individuo canalizar su energía, su fuerza, atención y desarrollar su capacidad de concentración.
-Yoga. Antiguo sistema de posturas corporales, técnicas de respiración y  meditación.

-Técnicas Bioenergéticas (ejercicios de respiración y otros).

 

10 tips para elevar la autoestima. ¿Estás listo para cambiar tus maneras de pensar y sentir que te llevan a una baja autoestima?

Carpe Diem (aprovecha el día presente)

 

Elevar la autoestima es un término algo engañoso porque hace alusión a uno mismo, sin embargo la autoestima está determinada por nuestras maneras de vincularnos, sobre todo con los nuestros, nuestra familia. Cuando se sostiene durante mucho tiempo una manera de relacionarse “agobiante”, “triste” o  “resentida”, esto comienza a provocar efectos en la autoestima. De esta manera, por ejemplo, en  vez de buscar a personas o empleos adecuadas/os, tenderemos a buscar personas que nos acepten, es decir, que no nos rechacen. 
Errores frecuentes: pensar que la autoestima depende de la valoración de los demás, suponer que la autoestima depende de que tengamos determinadas virtudes o méritos.

Recomendaciones:

  • Decir si, no, tomar decisiones, decir gracias, acepto, cumplir promesas (o compromisos), manifestar explícitamente los sentimientos que tenemos.
  • No juzgar ni juzgarse; no criticar ni criticarse; no excluir ni excluirse.
  • Considerar prioridad las necesidades de supervivencia y bienestar propias.
  • Arriesgarnos para conseguir aquello que queremos.
  • Asumir la responsabilidad de lo que ocurre en nuestras vidas y por lo mismo no asumir responsabilidades de otros.
  • Aceptar como válidos todos los pensamientos que tenemos, teniendo claro que una cosa es pensar algo y otra hacerla.
  • Intentar en los momentos difíciles de nuestra vida, mantener por lo menos algunas de las rutinas de nuestra vida cotidiana.
  • Reservar un rato de cada día un tiempo para hacer cosas que nos agraden, descansar, pensar, para recuperarnos, etc.
  • Pedir ayuda si es necesario.
  • Ser flexibles con nosotros mismos.

En fin, orientar nuestra vida hacia el SER más que hacia el TENER. 

4- Comprende las razones de tu baja autoestima. Aprende a aplicar este conocimiento en tu ser.

La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de

 lo que tenemos, sino de lo que somos.

 

Retomando lo  desarrollado en el primer artículo de esta sección, el mayor determinante de nuestra estima de si es el estado de nuestra relación con nuestros padres. Con solo hacer un ejercicio imaginario, se puede captar este hecho: imagínate enfrentando una situación difícil de tu vida…. Ahora imagínate enfrentando esa misma situación ubicando a tus espaldas a tus padres, apoyándote, tocando por detrás. Si nuestra estima esta baja las razones más habituales son: tendencia a quedar fijado en una posición infantil; aspectos negativos del ser de uno o los dos padres, que son depositados en el hijo; haber nacido en circunstancias difíciles para la relación amorosa de los padres que los llevó a no poder estar disponibles para el nuevo ser en crecimiento. Si todo te sale mal, o lo tomas a mal, el problema no es lo que pasa, sino que tu ser lo está atrayendo… o tu ser no tiene el peso suficiente para hacer frente a lo que está ocurriendo.

Autoestima y timidez

La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?

La timidez es una forma de baja autoestima, en donde la persona por temor no expresa sus sentimientos, pensamientos, deseos (y los actos en relación a ellos) en un intento de “jugar a que no existe”. El tímido prácticamente hace, en mayor o menor grado, lo opuesto a lo que lo llevaría a vincularse consigo mismo de una manera positiva, lo cual es descripto en el artículo anterior (Como elevar la autoestima).

Habitualmente el tímido dice si cuando necesita decir no, hace cuando no hace falta y no hace cuando si, y suele no asumir riesgos.

A los tímidos nos cuesta encontrar en el mundo, dárnoslo, solicitarlo.

Actitudes o Posturas habituales que indican Autoestima Baja

¡Arriba, haragán! ¡No desperdicies la vida!
Ya dormirás bastante en la sepultura.

Las actitudes a resaltar son:
• Autocritica excesiva y dura / Perfeccionismo.
• Ser muy sensible a ser criticado.
• Culpa de sus fracasos a los demás; por otro lado, culpa por conductas que no siempre son malas o la relación de la culpa y la conducta no guarda relación.
• Indecisión
• No animarse a decir no, a no complacer.
• Irritabilidad y hostilidad latente.
• Estar a la defensiva y no poder disfrutar

Tests de Autoestima

Realiza este test sin pensar más de la cuenta las respuestas. Atrévete a responder a la primera impresión. Responde si los comportamientos que se detallan en cada pregunta son muy propio de mí (muy característicos de mi personalidad y lo llevo a cabo siempre o casi siempre), frecuente en mí (en la mayoría de las ocasiones actúo así), a veces (en tantas ocasiones actúo así y en otras tantas no), poco frecuente (en la mayoría de las ocasiones no actúo así) y muy impropio de mí (nunca o casi nunca actúo así).

Top of Form

PREGUNTA 1. Me gusta conocer y hablar con gente que no conozco.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 2. No me asusto normalmente.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 3. La gente consigue lo que quiere de mi.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 4. No me cuesta trabajo hacer amigos.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 5. Me veo bien de aspecto físico.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 6. No me suelo cansar de mi trabajo.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 7. Me parece que la gente es más agresiva y lanzada que yo.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 8. En general confío en la gente.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 9. Me gusta arreglarme y tener buen aspecto.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 10. Evito a las personas que me hacen sentir inferior, culpable o avergonzado.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 11. Me cuesta trabajo pedir una cita.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 12. Me gusta hablar con la gente de mis cosas.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 13. Manifiesto mis sentimientos con claridad a los demás.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 14. Me doy cuenta con facilidad de lo que los demás esperan de mí.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 15. La gente confía en mi.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 16. Me quedo bloqueado y no sé que decir ante los demás.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 17. Cuando paseo, me gusta encontrarme con gente conocida.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 18. Le dedico tiempo a cuidar mi aspecto físico.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 19. Las relaciones de pareja se me dan bien.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 20. Me amargo dándole muchas vueltas a la cabeza incluso con temas sin importancia.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 21. No me cuesta trabajo llevarle la contraria a los demás.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 22. La gente se sincera conmigo y me cuenta sus problemas.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 23. Dudo de mis sentimientos.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 24. Temo hablar cuando hay gente por temor a parecer tonto.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 25. Busco excusas para escaparme de las situaciones que me provocan malestar.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 26. Suelo manifestar los sentimientos de cariño hacia mi pareja.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 27. Me gusta invitar a la gente a mi casa

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 28. Si alguien se cuela en una cola le llamo la atención.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 29. Suelo tomarme con humor mis fallos.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 30. Me cuesta mucho trabajo decir “no”.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 31. Me gusta practicar deporte y tener mi cuerpo saludable y atractivo.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 32. Soy tolerante y flexible en el trato con mi pareja.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 33. No suelo pensar en negativo de los demás.

 

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 34. No me cuesta trabajo defenderme ante los demás.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 35. No demuestro mis auténticos sentimientos ante los demás.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 36. Expreso y comento mis éxitos ante los demás.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 37. No tardo en recuperarme de los malos momentos.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 38. Me siento físicamente atractivo.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 39. Tengo un buen expediente académico.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 40. Me bloqueo cuando los demás me alagan.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 41. Soy inteligente.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 42. Suelo verme muy inferior a los demás.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 43. Me da vergüenza presentarme ante gente desconocida.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 44. Tengo (tenía) una buena relación con muchos profesores.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 45. Me comparo con los demás.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 46. No me avergüenzo cuando cometo un error.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 47. En el trabajo me gusta hacerlo lo mejor posible

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 48. Evito las discusiones ya que me pongo muy nervioso.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 49. Suelo dedicar un tiempo extra para formarme más para mi trabajo.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 50. No puedo dejar de sentirme inquieto ante la presencia de gente extraña.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 51. Pierdo mucho tiempo criticándome a mi mismo.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PERGUNTA 52. Evito telefonear a gente que no conozco.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 53. Soy alegre y divertido.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 54. Soy directo al expresar mi interés por otra persona.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 55. Creo que físicamente gusto a los demás.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PERGUNTA 56. Expreso los sentimientos negativos a los demás.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 57. En general soy apreciado en mi trabajo (o en los estudios).

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 58. Experimento muchos cambios emocionales a lo largo del día.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 59. Digo siempre lo que pienso.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 60. Cuando cometo un error no paro de criticarme.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PERGUNTA 61. Si un vecino me molesta voy rápidamente a recriminarle.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 62. Disfruto con las actividades sociales.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 63. No me gusta ofender a nadie.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 64. Me descubro pensando una y otra vez en mis fallos.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 65. Tengo ilusión por realizar nuevos proyectos de trabajo.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 66. Me cuesta mucho acercarme a quien me interesa sentimentalmente.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 67. Tengo poco sentido del ridículo.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 68. Tengo muchas dificultades a la hora de tener que tomar decisiones

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PREGUNTA 69. Lo primero que pienso cuando conozco a alguien es que no voy a gustar.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

PERGUNTA 70. Me gusta hablar en público.

 Muy propio de mí
 Frecuente en mí 
 A veces 
 Poco frecuente
 Muy impropio de mí

Por favor comprueba que has constestado TODAS las preguntas antes de pulsar el botón “Calcular” ya que son necesarias todas las contestaciones para obtener el resultado. Si te equivocas y pulsas “Calcular” sin haber contestado todas las preguntas no tienes que repetir la introducción de éstas simplemente retrocede pulsando PAGINA ATRAS en tu navegador y completa sólo las que te falten.

Bottom of Form

 

2 4 6 8 10 en función de la pregunta

INTERPRETACIÓN DEL TEST DE AUTOESTIMA

A continuación podrás leer cada uno de los aspectos que integran la autoestima. Los porcentajes de alto, normal o bajo son puramente indicativos, habrás de interpretarlos de manera orientativa y flexible (por ejemplo, un porcentaje de 38 es normal-bajo, y otro de 30 es bajo-normal) pero para no hacer muy complicada la orientación interpretativa se han establecido sólo esos tres grupos.

Asertividad: Es la capacidad de reafirmar tus derechos frente a las exigencias de los demás sin llegar a la agresividad o a la violencia. Una persona con una asertividad fuerte (más de un 65%) tendrá excelentes cualidades para triunfar en el trabajo o socialmente, y dispondrá de una buena capacidad de autocontrol emocional ya que se sentirá seguro ante las exigencias de los demás o los retos planteados por la vida. Con una asertividad normal (entre el 35% y el 65%) tendrás buenas capacidades para luchar por tus objetivos y relacionarte con los demás aunque es posible que haya veces donde te falte capacidad de lucha o reafirmación. Con una asertividad baja (menor que el 35%) los problemas parecerán muchas veces insalvables y el sentimiento de inseguridad o indefensión frente a los demás o frente a la vida se hace muy marcado, y aunque haya otras buenas capacidades personales la falta de asertividad genera un fuerte temor y una necesidad de escapar de las situaciones difíciles con lo que es posible que alguna áreas de la vida se vean dañadas. (Para más información sobre la asertividad lee Desarrolla tu Asertividad).

Inteligencia Emocional: Es la capacidad para poder identificar y controlar tus emociones así como la capacidad de comprender los estados emocionales de los demás. Una persona con una inteligencia emocional alta (más de un 65%) tendrá recursos magníficos en su vida para poder establecer relaciones personales positivas, decidir objetivos vitales, o afrontar éxitosamente las contrariedades que le sobrevengan. Con una inteligencia emocional normal (entre el 35% y el 65%) dispondrás de buenas cualidades como las anterioremente descritas para poder conocer y comprender tus reacciones emocionales y las de los demás aunque es posible que en algún momento tengas dificultades a la hora de entender y manejar tus emociones o las relaciones con los demás. Si tu inteligencia emocional es baja (menor que el 35%) es posible que a lo largo de tu vida se generen situaciones problemáticas en las relaciones personales que no comprendas muy bien a qué son debidas como también puedes sufrir conflictos emocionales caracterizados, o bien por la exaltación y el descontrol emocional, o por la inhibición y pérdida de contacto con tus emociones.(Para más información sobre la asertividad lee Desarrolla tu Inteligencia Emocional).

Autocrítica: Es la forma de tratarse críticamente uno a sí mismo. Cuestionarse, exigirse, compararse, desvalorizarse o inferiorizarse son formas típicas de ejercitar la autocrítica con uno mismo. La forma más habitual es mediante el autodiálogo interno, ese discurso donde nos vamos diciendo cosas negativas que ni siquiera cuestionamos y que las aceptamos como si fueran verdad. Si tienes una autocrítica fuerte (más de un 65%) nunca podrás sentirte satisfecho de tus éxitos y consecuciones ya que te sacarás algún tipo de defecto o buscarás la forma de aguarte la fiesta pensando si has conseguido algo bueno, que es por pura suerte, que no te lo mereces o que no tardarás en perderlo. Esto te puede generar tendencias depresivas. Si tu autocrítica está en unos niveles normales (entre el 35% y el 65%) tendrás las tendencias descritas anteriormente más suavizadas, no te exigirás ni criticarás de manera desmesuradas o insistente, pero tendrás momentos donde es posible que te acuses o crítiques más de la cuenta. Si tu autocrítica es baja (menor que el 35%) tendrás grandes ventajas para moverte por la vida ya que aunque cometas fallos y equivocaciones tendrás una buena capacidad para encajarlos sin criticarte ni lastimar tu autoestima con lo que se te abren muchas puertas en la vida: pérdida del sentido del ridículo, persistencia en los proyectos, capacidad para tener buenas relaciones personales, buen humor y ánimo, etc. (Para más información sobre la asertividad lee Positiva tus pensamientos).

Autoestima física: Es la percepción que tienes de tu cuerpo y apariencia física. Si tienes una autoestima física alta (más de un 65%) es que te sientes bien con tu físico y la apariencia con la que te presentas ante los demás. Si tu nivel de autoestima física es normal (entre el 35% y el 65%) tu aspecto físico no supone ningún problema para tu autoestima, en general estás satisfecho con tu cuerpo, pero es posible que tengas momentos donde experimentes inseguridades físicas por tu apariencia. Si tu nivel de autoestima física es baja(menor que el 35%) es muy probable que te tengas complejos relacionados con alguna parte de tu cuerpo y riesgo de distorsionar tu imágen física así como generar comportamientos de huida de las situaciones donde crees que existe riesgo de ser rechazado o criticado.

Capacidad para el trabajo (o el estudio): Se trata de tu capacidad para desarrollar bien tus actividades ya sean de trabajo o de estudio. Si tienes una capacidad de trabajo alta (más de un 65%) es que dispones de muy buenas cualidades para el desempeño de tus actividades de trabajo o estudio. Si tienes un nivel normal (entre el 35% y el 65%) te cuesta más alcanzar tus metas profesionales o académicas pero al final puedes conseguirlas. Si tu capacidad para el trabajo es baja (menor que el 35%) tienes importantes dificultades para el desempeño de una actividad con lo que tu autoestima personal es posible que se resienta de manera importante por este hecho.

Relaciones sentimentales: La capacidad para establecer buenas relaciones sentimentales es uno de los apectos más importantes relacionados con la autoestima. Si tienes un nivel alto de capacidad para las relaciones sentimentales (más de un 65%) es muy posible que hayas tenido muy buenas relaciones donde hayas hecho sentir bien a tu pareja y tu también te hayas sentido muy feliz o incluso aunque hayas tenido malas relaciones sentimentales has tenido una gran capacidad para no sentirte herido y salir bien parado de ellas. Si tu nivel para las relaciones de pareja es normal (entre el 35% y el 65%) demuestras que tienes capacidad para desarrollar buenas relaciones aunque en algunas ocasiones tengas comportamientos que complican o dificultan tu vida de pareja. Si tu nivel es bajo (menor que el 35%)es muy probable que tengas comportamientos inadecuados para la convivencia de pareja que te llevan a tener más conflictos de la cuenta, y en muchas ocasiones creerás que el problema es de tu pareja.

Relaciones sociales: La capacidad para tener buenas relaciones sociales es fuente de satisfacción personal y por tanto de autoestima. Si tienes un nivel alto en tu capacidad de relaciones sociales (más de un 65%) serás una persona con bastantes amigos y conocidos, disfrutarás del encuentro con la gente y obtendrás muchos beneficios sociales, profesionales y económicos, gracias a tus habilidades de relación. Si tu nivel de relación social es normal (entre el 35% y el 65%) tendrás una buena disposición a relacionarte y gestionarás bien tus contactos aunque a veces te supondrá un cierto esfuerzo y tendrás momentos de rechazo hacia los demás o de incomodidad en tus relaciones aunque lo podrás superar sin mayor problema. Si tu capacidad de relación social es baja (menor que el 35%) serás una persona que te disgusta relacionarte con los demás con un agudo sentido crítico tanto hacia los demás como de los demás hacia tí. Todo ello puede hacer que pierdas buenas oportunidades y que tengas una actitud demasiado introvertida o reservada.

 

Pacientes atendidos

Años de Antigüedad de la Institucion

Años de Experiencia minima de los Profesionales

%

Pacientes que acordaron un precio personalizado

Consulte con un profesional con Experiencia. Ayuda psicologica y Ayuda Online

Escuchese a si mismo para ver que necesita realmente en su vida y asi sentirse "en casa".
Contacto

Objetivo de los tratamientos Psicológicos

Se trata de vivenciar una nueva sintesis del propio ser que permita liviana y arraigadamente vivir en el aqui y ahora, disponible para lo inmediato, fuente de la verdadera felicidad.

Objetivos: 

1. Aliviar el malestar y generar las condiciones optimas para que cada cual encuentre por sí mismo el camino que permita dar verdaderas respuestas a su malestar. Procurarle al paciente los medios para descubrir sus dificultades y desarrollar sus capacidades creadoras y sociales.

2. Promover el reconocimiento de los integrantes del grupo familiar, su aceptación y asimilación, y la diferenciación de los mismos.

3. Ofrecer un tratamiento innovador y personalizado.

4. Procurar un tratamiento interdisciplinario. 

5. Promover el desarrollo de la resilencia (capacidad de las personas de afrontar situaciones adversas, resolverlas e incluso, salir fortalecidos de las mismas).

Habitualmente, concretar un primer encuentro, suele generar ansiedades. Es util saber que estas emociones suelen desaparecer rapidamente.  Es importante que se sienta comodo, a gusto con el profesional. 

Libro: "El arte de existir com-pasion"

Sexo y amor: Tao del amor, técnicas milenarias. Que es el Amor. Encuentra felicidad, alegría y dicha a través del desarrollo de tu capacidad de amar y producir. Soluciones Tecnicas para distintas problematicas sexuales.

Integración del Tao, el psicoanalisis y el Zen.

¿Que es el amor?

Contáctanos.

Compartir en:
Copyright ® 2020-

siriuspuromarketing.com- Todos los derechos reservados.